Investigan choque de carro que mató a inmigrantes

McALLEN, Texas – Un neumático defectuoso podría ser la causa de que una camioneta repleta de presuntos inmigrantes irregulares se saliera de una carretera rural en el sur de Texas y chocara contra unos árboles, matando a 14, dijeron ayer las autoridades estatales.

Una investigación preliminar de uno de los peores accidentes relacionados con el tráfico de personas en Estados Unidos indica que las capas del neumático frontal derecho se habían separado, dijo Gerald Bryant, portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

El accidente ocurrió a menos de una hora del lugar donde 19 inmigrantes murieron en 2003 después de ser abandonados en un remolque.

Bryant no dijo si el neumático era viejo y gastado, ni si la separación era un problema de fabricación. Tampoco reveló la marca del neumático.

La camioneta tipo pick-up, con 23 personas, se estrelló el domingo por la noche cerca de Goliad, al noreste de la frontera con México. Nueve permanecen hospitalizados.

Con poco más que fotografías y huellas dactilares, los investigadores trabajan para identificar a las víctimas, que dicen procedían de México, Honduras y Guatemala.

Las víctimas “hombres, mujeres y niños” llevaban cepillos dentales, dentífrico, mudas de calcetines y ropa interior, pero no portaban identificación.

Adrian Fulton, quien recogió los cuerpos de las 11 personas que fallecieron en el lugar, calculó que las edades de las víctimas estaban entre los ocho y 30 años. Dijo que agentes de la agencia de Investigaciones de Seguridad Nacional los fotografiaron y les tomaron huellas dactilares.

Las autoridades migratorias investigan si el caso estuvo relacionado con el tráfico de personas, mientras las autoridades de seguridad pública indagan la causa del accidente.

Es común que los traficantes de personas traten de maximizar las ganancias sobrecargando los vehículos con inmigrantes cuando se dirigen hacia el norte desde la frontera entre México y Texas. En abril, nueve inmigrantes fallecieron cerca de la frontera cuando un conductor adolescente se accidentó después de ser perseguido por la Patrulla Fronteriza. Había 18 personas en esa miniván.

En ese caso, seis adultos fueron acusados de varios cargos y el conductor de 15 años fue procesado en una corte estatal por nueve cargos de asesinato.

Todos están en la cárcel.