Kinto Sol lanza CD ‘Familia, Fe, Patria’

Los Ángeles – Kinto Sol es uno de esos grupos que desde su inicio le han sido fiel a su género musical. Aunque el Hip-hop en español no es un atractivo comercial – a menos de que lo fusionen con otro ritmo-, Manuel ‘Skribe’ García, líder del grupo -integrado también por sus dos hermanos Javier ‘DJ Payback’ y Eduardo ‘El Chivo’,- dice que no lo cambiarán sólo para ganar fama. En entrevista con La Vibrarealizada durante su gira de promoción en Los Ángeles, de su nuevo material ‘Familia, Fe y Patria’ que consta de 12 cortes, Skibe habla del contenido de sus temas y de que, a pesar de que la radio no toque su música porque para eso “hay que tener la cartera llena”, tienen seguidores muy fieles que los han mantenido en el escenario.

¿De qué trata ‘Familia, Fe y Patria’?

Siempre hemos tratado de incluir varios conceptos sociales en nuestros discos y de eso depende el nombre del nuevo disco. Aunque siempre nos hemos enfocado en los valores de la familia y el orgullo por las raíces, esta vez decidimos incluir los tres elementos más importantes en una persona que son: la familia, la fe y la nación. Pero no todos nuestros temas son sociales: la pieza de promoción Loko, loko habla del amor. En la sociedad no sólo son problemas, también baila, se ríe y nosotros damos también entretenimiento.

¿Por qué no tocan su música en la radio?

Porque no hay formatos radiales para el hip-hop, pero es curioso porque el género en español no lo tocan pero, en ocasiones, sí incluyen el [que es en] inglés. Desafortudamente la radio está controlada. Un éxito depende de qué tan gorda está la cartera. La canción puede ser un chiflido, pero si le das promoción con la cartera llena, se hace un éxito y no depende si es aceptable o no por el público. Es un negocio, todos lo saben, aunque muy pocos lo dicen. Pero así es.

¿Internet ha sido la opción?

Sí, han sido muy buenas las redes sociales, pero han sido más que nada para mantenernos en contacto con nuestros fans, nuestros Kinto Soldados como nosotros los llamamos. Pero en nuestro caso lo que ha funcionado más es el ir de boca en boca.