Azulejos dan paliza a Oakland

Toronto vence a los Atléticos con pizarra de 10-4.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Azulejos dan paliza a Oakland
El dominicano Edwin Encarnación (der.) es felicitado tras conectar jonrón de tres carreras en el triunfo de los Azulejos 10-4 sobre los Atléticos.
Foto: AP

TORONTO/AP – El dominicano Edwin Encarnación conectó ayer un cuadrangular de tres carreras, Kelly Johnson agregó uno solitario, y los Azulejos de Toronto cortaron la cadena de siete victorias consecutivas de los Atléticos de Oakland al derrotarlos con pizarra de 10-4.

Johnson bateó de 4-2 con dos carreras impulsadas para ayudar a los Azulejos a evitar ser barridos en la serie de tres juegos, repuntando de una derrota de 16-0 del miércoles, la blanqueada más aplastante sufrida.

Travis Snider bateó dos hits y produjo dos anotaciones, empujando la del empate con un toque de bola suicida, y Brett Lawrie anotó tres veces por Toronto.

Brandon Inge bateó un cuadrangular de dos carreras y Josh Reddick registró uno solitario por los Atléticos, quienes tienen marca de 16-3 en julio y de 10-2 desde la pausa por el Juego de Estrellas.

Brandon Lyon (1-0) lanzó una entrada y un tercio para su primer triunfo desde que se unió a Toronto en una negociación de 10 jugadores con Houston realizada el viernes. Darren Oliver trabajó el octavo episodio y Casey Janssen terminó la tarea.

El abridor de Toronto Aaron Laffey permitió cuatro carreras y cinco imparables en cinco entradas y dos tercios; dio tres bases por bolas.

Tommy Milone (9-7) recibió ocho anotaciones -cinco de ellas limpias- y seis hits en siete capítulos; no dio pasaportes y ponchó a siete bateadores.

Orioles 6, Rays 2. Chris Tillman (3-1) lanzó pelota de tres imparables hasta la séptima entrada, Chris Davis puso la bola del otro lado de la cerca y produjo cuatro carreras, y los Orioles de Baltimore derrotaron a los Rays de Tampa Bay por 6-2, evitando ser barridos en la serie de tres juegos.

Nick Markakis bateó dos imparables por los Orioles, quienes habían anotado únicamente una carrera en cada uno de sus tres juegos previos. Fue apenas la segunda ocasión en 10 juegos que Baltimore anota más de cuatro carreras.