Joven hispano denuncia abuso policial en Brooklyn

La acusación fue realizada por Sean Michael Pagán, de 19 años, quien según documenta la grabación fue sometido violentamente sin razón alguna.
Joven hispano denuncia abuso policial en Brooklyn
Michael Pagán (der.) realizó una conferencia de prensa junto a su abogado David B. Rankin para denunciar la intervención policial que catalogó como injusta.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

Brooklyn – Con un video en mano como evidencia, un joven hispano denunció ayer haber sido víctima de abuso policial en una estación del metro de Brooklyn.

La acusación fue realizada por Sean Michael Pagán, de 19 años, quien según documenta la grabación fue sometido violentamente por un policía sin razón alguna.

Acompañado por su abogado David B. Rankin, por los reverendos Samuel Cruz y Vanessa Cardinate, de la iglesia luterana La Trinidad y el activista David Galarza, Pagán manifestó haber sido víctima de agresiones a su integridad.

Mientras mostraba un video que fue grabado por casualidad por Galarza, quien se encontraba cerca en el momento del incidente, Pagán dijo que el supuesto atropello ocurrió el pasado 19 de julio, como a las 8 p.m., en la estación de la Calle 45 de Sunset Park, en Brooklyn.

Contó que esa noche esperaba el tren R para dirigirse a Coney Island junto a un amigo que quería comprar un dulce para su esposa que tenía antojos porque está embarazada.

El joven de origen puertorriqueño dijo que miró hacia atrás cuando alguien le pitó y era el oficial.

“Me dijo que colocara mis manos en la pared, y empezó a revisarme. De repente me tocó mis partes íntimas, entonces instintivamente reaccioné moviéndome un poco, enseguida me jaló y me estrelló dos veces contra el piso”.

Según Pagán, le dijo al oficial del que sólo obtuvo el número de placa (23400), que no había motivo para que lo maltratara porque que no estaba oponiendo resistencia.

“Me sentí humillado, no sé por qué tocó mis partes”, dijo Pagán, quien sufrió lesiones en el brazo, la espalda, y fue detenido por más de 24 horas.

Por el momento no se contempla radicar ninguna demanda.

“Lo que pasó, para mí fue una violación. Se ve que el policía lo tiró con toda su fuerza que hasta arrancó un aviso. Usó fuerza excesiva sin necesidad”, precisó Galarza.

“Por ser afroamericanos o latinos somos sospechosos y esto le pasa a miles de personas pero no tienen la suerte de tener un video como prueba”, dijo Galarza.

Al cierre de esta edición la oficina de prensa del Departamento de Policía de Nueva York no había emitido ningún comentario.