China sorprende en la gimnasia

China sorprende en la gimnasia
El gimnasta de origen puertorriqueño John Orozco falla durante su presentación ayer en la prueba por equipos que fue ganada por los chinos.
Foto: ap

LONDREs – Danell Leyva se lanzó ayer al aire dibujando tirabuzones y poco después John Orozco se aferró a una barra fija y giró como un trompo en la gimnasia artística de los Juegos de Londres, en los que ambos integraron el equipo de Estados Unidos que sufrió una gran frustración.

Leyva, que nació en Cuba y llegó a Estados Unidos cuando era apenas un niño, y Orozco, cuyos padres son puertorriqueños, buscaban darle a los Estados Unidos su primer título olímpico desde Los Angeles 1984, después de terminar primeros en la clasificación y arrancar como favoritos.

Pero Estados Unidos terminó quinto en esa prueba en la que China embolsó el oro, el segundo consecutivo en la gimnasia. Japón se llevó plata tras ganar una protesta que bajó a Gran Bretaña al tercero, en su primera medalla por equipos en un siglo. Leyva y Orozco se fueron con las manos vacías. Pero al menos cosecharon aplausos desde sectores del estadio en los que se agitaban banderas de Estados Unidos.

“Salimos como ganadores pero perdimos; ahora la gente puede decir que no somos perfectos”, dijo Leyva sonriente y dando muestras de estar tranquilo tras la prueba en el Greenwich Arena, un estadio lo más parecido a un gran teatro de tres pisos.

“Nos vamos sin la medalla, pero orgullosos de haber estado en la competencia y dejado todo el esfuerzo”, dijo Orozco, de 19 años.