¿Cómo abordar noticias violentas con sus niños?

No permita que masacres como la de Colorado dejen huella en los más pequeños de la casa
¿Cómo abordar noticias violentas con sus niños?
Noticias trágicas en los medios, como la reciente masacre en Colorado, pueden causar un impacto emocional en los niños.
Foto: AP

Nueva York – El país no sale aún de su estupor por la masacre ocurrida el pasado 20 de julio en un cine de Aurora, Colorado, donde un joven disparó contra los asistentes al estreno de la película “Batman, el caballero de la noche asciende”, causando la muerte de 12 personas e hiriendo a 58 más.

Noticias trágicas como esta pueden causar un fuerte impacto emocional, especialmente por la sobreabundancia de información en los medios, ya que estos temas se vuelven parte de la agenda por días y hasta semanas.

Los niños son mucho más vulnerables porque están en proceso de desarrollo y de maduración psicológica. Por lo mismo es importante prestar atención a la manera de tratar estas noticias en casa.

“Nosotros sí les contamos a los niños, les decimos: ‘esto fue lo que pasó, esta persona hizo algo muy malo, pero no es algo normal, no es algo que la gente haga normalmente”, dice Annie Gallo, madre de dos niños de 8 y 4 años, quien reside en Nueva York.

Según el siquiatra infantil Carlos Alberto Sánchez, esta es precisamente la reacción que deben tener los padres: hablar de los hechos con los niños y contarles de qué se trata, tranquilizándolos y explicándoles que son hechos aislados, eventos excepcionales.

“Es normal que los niños se hagan preguntas, en este caso, que tengan temor de que si van al cine algo malo les pueda pasar a ellos, por ejemplo” dice el experto.

Lo recomendable es que los padres estén atentos a escuchar y responder las preguntas de los pequeños abiertamente y con tranquilidad y seguridad, en lugar de evitar el tema.

Eventos como el registrado hace dos semanas reviven en la mente de muchos -y por supuesto en los medios- anteriores tragedias como la de 1999 en la escuela de Columbine, Colorado, cuando dos estudiantes de secundaria asesinaron a 12 compañeros y un profesor y se suicidaron después; o la masacre ocurrida en la universidad Virginia Tech, en abril de 2007, en la que un estudiante mató a 32 personas antes de suicidarse en el campus.

A esto se le suman todos los tiroteos ocurridos últimamente en algunos vecindarios de la ciudad de Nueva York. Como el acontecido el pasado 22 de julio en El Bronx, en el que murió el niño de cuatro años, Lloyd Morgan, al recibir un impacto de bala en la cabeza.

El bombardeo de información es precisamente lo que puede resultar más nocivo para los niños, pues si bien es recomendable no ocultarles las noticias, también es importante evitar la sobreexposición a noticias violentas.

Sin embargo en tiempos de internet, es cada vez más difícil limitar el acceso a lo que ven los niños, y a partir de cierta edad es casi imposible controlar los contenidos a los que los menores tienen acceso. Por lo mismo, el dialogo en casa es aún más importante.

“Mi hija menor, de 14 años, navega sola; internet le da todo y si ella tiene interés en saber algo, ella lo busca y lo va a encontrar. Con el caso de Colorado estuvo muy pendiente de las noticias, de leer el periódico y en internet, y se impresionó mucho por los muchachos que se murieron por salvar a las novias”, dice Martha Barreto madre de tres hijos adolescentes.

“Pero lo que hacemos es comentar las noticias en familia a la hora de la comida, lo bueno y lo malo, hablamos de eso y ellos pueden preguntar lo que sea”, agrega Barreto.

“Esconder los hechos es imposible. Además el ocultar hace que las personas se imaginen cosas alrededor de los eventos que no son ciertas. Por eso lo mejor es que los padres aborden los temas con sus hijos”, concluye el siquiatra Sánchez.