Las apariencias engañan

Las apariencias engañan
Brenda López
Foto: cortesia

Nueva York – Existen muchas personas albinas en Puerto Rico (y el mundo) que presentan una apariencia física “normal”, con cabello, piel y ojos oscuros, pero que padecen todas las complicaciones del albinismo, especialmente los problemas de visión. Este es el caso de Brenda López, quien reside en El Barrio, Manhattan. “Yo nací en Puerto Rico, pero cuando tenía dos años me trajeron a Nueva York, porque a mi mamá le dijeron que yo sufría esa condición (HPS) y vinimos aquí para que me vieran doctores que conocían de esto”, comenta López de 37 años.

“La gente no te cree que eres albina, porque no tienes falta de pigmentación en la piel. Pero como muchos que tienen HPS, sufro problemas serios de salud y debo cuidarme”, añade la joven.

Casos como el de López se repiten tanto en la Isla, que incluso se han escuchado historias de matrimonios de piel oscura en los que uno de los dos esposos tiene el gen del albinismo y no lo saben, y cuando tienen un hijo que nace pálido, son acusados por su pareja de infidelidad.