La seguridad social está en peligro en EEUU

La seguridad social está en peligro en EEUU
La situación para las nuevas generaciones de jubilados se pondrá difícil en los próximos años, según el informe.
Foto: ap

Washington – Las personas que se están retirando hoy en día en Estados Unidos son parte de la primera generación de trabajadores que han pagado más en impuestos para la Seguridad Social durante su carrera profesional de lo que van a recibir en beneficios al retirarse.

Se trata de un cambio histórico, y la situación será aún peor para los futuros retirados, revela un análisis de la agencia Associated Press.

Las generaciones anteriores lo tenían mucho mejor, en gran parte porque los impuestos eran mucho más bajos cuando la Seguridad Social entró en vigor en los años 30, y se mantuvieron así durante muchas décadas.

“Para las generaciones tempranas, era un gran trato”, dijo Andrew Biggs, un antiguo subcomisario de la Seguridad Social. “El gobierno te daba dinero gratis, y recibir dinero gratis es una medida muy popular”.

Alguien que se retiraba en 1960, podía esperar recibir hasta siete veces más en beneficios de lo que hubiese pagado en impuestos a la Seguridad Social, aunque a sus padres y a sus abuelos les fue incluso mejor.

En cambio, una pareja de casados que se retiró el año pasado después de que ambos ganaban un sueldo medio, habrían pagado $598,000 en impuestos durante sus carreras. Y pueden esperar únicamente recibir alrededor de $556,000 en beneficios, si el hombre llega a vivir hasta los 82 años y la mujer hasta los 85, de acuerdo a un estudio realizado en 2011 por el Urban Institute, un “think tank” de Washington.

Los beneficios de la Seguridad Social funcionan de manera progresiva, así que los trabajadores de bajos ingresos que se estén retirando ahora, seguirían recibiendo un poco más de lo que pagaron en impuestos. La mayoría de los trabajadores con sueldos altos empezaron a recibir menos beneficios de lo que pagaron en impuestos ya en los años 90, de acuerdo a datos de la administración de Seguridad Social.

El cambio para los que tienen ingresos medios está ocurriendo ahora, mientras millones se están retirando, dejando a relativamente menos trabajadores activos para pagar el sistema, poniendo en peligro el futuro del programa más antiguo del sistema federal.

Los consejeros que supervisan a la Seguridad Social dicen que sus fondos se agotarán en 2033 si el Congreso no actúa.