¿Cuántos locos andan sueltos?

Que nos diga la directora del Homeland Security, Janet Napolitano, cómo su dependencia -que se encarga de protegernos de los ataques terroristas- nos va a proteger del próximo desquiciado blanco.

La balacera del domingo que perpetró Wade Michael Page contra las inocentes víctimas dentro del templo Sij da pie a lo que ya sabemos.

Los que no somos anglosajones, o blancos, seguimos siendo las potenciales víctimas del próximo racista en cualquier parte del país.

No he visto declaraciones ni pronunciamientos de la agencia creada luego del horrífico y criminal ataque del 11 de septiembre del 2011.

Pensé que tras lo ocurrido en el teatro de Aurora (Colorado), había algún tipo de plan de Napolitano para lidiar con estos hombres blancos que logran armarse hasta los dientes para luego descargar su odio.

Aunque rechazo el “Stop and Frisk” que realiza el NYPD, me pregunto, ¿Por qué no hay perfil racial para los hombres blancos que son los locos que andan sueltos?

El Congreso debe exigirle al Homeland Security que explique qué está haciendo para protegernos de estos locos blancos llenos de odio.

Napolitano y los expertos se desvelan por evitar otro ataque de un extranjero mientras los terroristas blancos pululan por doquier sin que la agencia federal logre detenerlos.

Por supuesto que ninguno de los dos aspirantes a la presidencia hablará de los blancos locos que andan sueltos. Tampoco lo harán los de la derecha que condenan a todo lo extranjero. Y ni hablar de los religiosos que tildan de demonios a tal o cual individuo que no se adhiere a sus doctrinas. O sea, las semillas del odio que siembran algunos continúa dando sus frutos.

Solo nos queda esperar dónde y cuántas víctimas dejará el próximo blanco loco.

Bajofuego@eldiariony.com