Para latinos el aborto es inmoral, pero ¿debe ser ilegal?

Cuando del aborto se trata, los hispanos están unidos moralmente, pero cuando se les pregunta si el tema debe tener condición legal, están divididos, revela una encuesta del Public Religion Research Institute (PRRI).

El informe, emitido el 22 de julio, examina las actitudes de los afroamericanos y los hispanos en torno a valores religiosos, el aborto y otros temas relacionados con la reproducción.

Entre los 813 hispanos entrevistados, el 61% indica que el aborto está mal desde una perspectiva moral, mientras que un 25% indica que es moralmente aceptable. No obstante, un 46% dice que debería tener condición legal en todo caso o en la mayoría de los casos, mientras que un 51% indica lo contrario.

En comparación, 51% de los 810 afroamericanos entrevistados lo encuentra mal desde una perspectiva moral, y 33% lo encuentra aceptable; el 67% cree que debería ser legal y el 30% dice lo contrario.

El director general del instituto, Robert Jones, dijo que “una buena cantidad de personas no trazan una línea derecha entre sus perspectivas personales referente a la moralidad de un tema y su legalidad. Por ende están dispuestas a decir que el tema es algo “contra lo cual tengo objeciones morales, sin embargo soy capaz de entender que es algo que debería ser legal”.

El PRRI examinó los valores que forman la perspectiva de ambas comunidades, tales como la promoción de la responsabilidad personal y el mostrar compasión a la mujer que se encuentra en circunstancias difíciles. Lo que encontraron es que se vincula más la relación entre la moralidad y la legalidad con los hispanos.

La encuesta mostró la manera en que el magisterio eclesiástico afecta las actitudes en cuanto al aborto: 84% de los hispanos que van a la iglesia por lo menos una vez al mes indica que los clérigos dicen que moralmente no es aceptable.

No obstante, ocho de cada 10 hispanos dicen que es posible no estar de acuerdo con el magisterio y seguir siendo una persona de buena relación con su fe. Lo mismo aplica con los temas de los anticonceptivos y la homosexualidad.

Jones sugiere que esto resulta por el “sentido fluido de las personas en cuanto a estas etiquetas. La gente relaciona estos términos no sólo a la perspectiva política, que es más estrecha, sino también a una perspectiva más amplia”.