Crisis de las hipotecas sigue dando coletazos

Nueva York/EFE – La crisis de las hipotecas “subprime” o de alto riesgo sigue dando coletazos cinco años después de su estallido en EE.UU., donde los bancos no han digerido todavía todas las pérdidas relacionadas con unas prácticas que arrastraron a la economía a la recesión más profunda desde la Gran Depresión.

“Esta crisis persiste, los bancos estadounidenses todavía no han asumido la totalidad de las pérdidas, todavía vemos ejecuciones hipotecarias, pérdidas por préstamos hipotecarios…”, dijo hoy a Efe el analista macroeconómico de GC Group Capital, Jean Ergas, sobre los efectos de aquella crisis.

El 9 de agosto de 2007, el Dow Jones de Industriales, el principal índice de la bolsa de Nueva York, bajó un 2,8% y se situó en 13,270 unidades, su caída más pronunciada en más de cuatro años, arrastrado por el temor a una crisis de crédito que obligó ese día a los bancos centrales de EE.UU. y Europa a inyectar liquidez.

El desencadenante fue el banco francés BNP Paribas, que suspendió los giros de capital desde tres fondos debido a que cerca de un tercio de sus posiciones eran en bonos respaldados por hipotecas basura, cuyo valor dijo que ya no podía calcular de manera confiable debido a las turbulencias en el mercado estadounidense.

La noticia llevó a que el Banco Central Europeo (BCE) decidiera poner en marcha una medida inédita al adjudicar en una subasta de financiación rápida, llamada de “ajuste fino”, 94.841 millones de euros, y a que la Reserva Federal (Fed) inyectase otros $24,000 millones.

Ahora, cuando se cumplen cinco años de aquel día, el Dow Jones ronda hoy los 13,100 puntos, apuntalado por lo que Ergas califica como una “economía artificial en EE.UU. por unos tipos de interés artificialmente bajos” debido a las intervenciones de la Fed, que cree que pronto podrían tener que subir si se dispara la inflación.