Ryan no es muy amigable con latinos

Su plan de presupuesto incluyó el traspaso de programas federales como Medicaid, asistencia social y los cupones de comida a los estados, lo cual podría reducirlos significativamente

El congresista Paul Ryan participó ayer en un mitin en Des Moines, Iowa.
El congresista Paul Ryan participó ayer en un mitin en Des Moines, Iowa.
Foto: AP

Washingto, D.C.- En el Congreso, Paul Ryan (R-WI) camina tranquilo, aunque rara vez solo. Su liderazgo en temas económicos lo lanzó a las grandes ligas, un puesto que consolidó el fin de semana al ser nombrado candidato a vicepresidente por el Partido Republicano. Pero muchos se preguntan si su fama se extiende al resto del país y si su elección es favorable para los hispanos.

Expertos de la conservadora Fundación Heritage, como Israel Ortega, reconocen que la conexión entre Ryan y el público hispano no es fácil. Sin embargo, cree que su historia de vida tiene algo que ofrecer.

“La fórmula Romney Ryan tiene posibilidades de ganar el voto hispano, porque se van a centrar en la economía. Su desafío ahora es explicar bien sus reformas y no dejar que se tergiversen”, agregó.

Dos palabras que sí son conocidas y prioritarias en la vida cotidiana de la comunidad hispana son “Medicare y Medicaid” y es aquí donde la fórmula de Mitt Romney y Ryan podría tener su piedra de tranca con el voto hispano.

El plan de presupuesto republicano presentado por Ryan incluyó el traspaso de programas federales como Medicaid, asistencia social y los cupones de comida a los estados, lo cual podría reducirlos significativamente, según críticos. En cuanto a Medicare, la propuesta incluye cambiar los beneficios para los menores de 55 años, a quienes se les entregaría subsidios para costear planes de seguro médico.

Otras organizaciones como NALEO (que representa a funcionarios hispanos electos y designados) prefieren esperar y ver qué tienen en su plataforma. “Antes de ver si la decisión de Romney implica una renuncia definitiva a sus expectativas con el voto hispano, quisiera ver la manera en que se van a manejar en la convención y los discursos ahí”, dijo Arturo Vargas, director ejecutivo de NALEO.

En cuanto a temas como inmigración, Ryan votó por la construcción del muro con México, se opuso al “Dream Act” y favorece una reforma migratoria sin un camino a la ciudadanía.

Su presencia en el binomio de Romney consolida la imagen del Partido Republicano como uno que “promueve medidas antiinmigrantes o propuestas fiscales que van en contra de los intereses de la comunidad latina”, dijo a Maribel Hastings, asesora ejecutiva del grupo proreforma America’s Voice.