Danilo Medina promete una ‘Quisqueya sin miseria’

El nuevo gobernante aseguró que sancionará a los funcionarios "deshonestos".

Guía de Regalos

Danilo Medina promete una ‘Quisqueya sin miseria’
Danilo Medina tomó posesión del cargo del presidente de la República Dominicana.
Foto: AP

Santo Domingo – El presidente dominicano Danilo Medina, prometió –tras tomar juramento- que pondrá en ejecución un programa denominado “Quisqueya sin miseria” con el que busca impulsar el desarrollo de la población rural y se comprometió a ser “implacable” con los funcionarios “deshonestos” durante sus cuatro años de gestión.

En su discurso ante la Asamblea Nacional, Medina agradeció a la población la oportunidad que le brindó al llegar al Palacio Nacional y se comprometió a cumplir con la ley que obliga al Estado a destinar un 4% del producto interno bruto (PIB) para la educación a partir del año 2013.

El nuevo gobernante anunció que su gestión se regirá por un “código de ética” que deberá ser firmado por cada uno de los funcionarios de su gabinete, incluyendo a él como principal responsable del Poder Ejecutivo.

Medina, del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), relevó a Leonel Fernández, cuya esposa, Margarita Cedeño, pasó a ser la vicepresidenta. “No puedo imaginar un honor mayor que haber sido elegido presidente de nuestro país”, manifestó, luego de que el presidente de la Asamblea Nacional, Reinaldo Pared Pérez, le colocó la Banda Presidencial.

El gobernante prometió construir en su primer año de gestión 10 mil nuevas aulas y empezar un programa para ampliar la jornada escolar que en la actualidad cubre cuatro años. Dijo que se propone construir un sistema educativo incluyente, que ofrezca una formación de calidad que permita a la población acceder a nuevos empleos.

También prometió impulsar nuevas medidas en el sector salud que permitan integrar al sistema subsidiario del seguro familiar de salud a todas las familias dominicanas para 2015, una medida que beneficiaría a más de 1.3 millones de dominicanos.

Mostró preocupación por la seguridad ciudadana y la violencia contra la mujer, al tiempo que proclamó: “Quiero una nueva policía para nuestro país”, al referirse a un cuerpo más especializado que desempeñe su rol frente a la criminalidad y al mismo tiempo respete los derechos humanos de los ciudadanos.

En cuanto a la crisis eléctrica, prometió la creación de un Ministerio de Energía y Mina e integrar entre 1,000 y 1,500 kilovatios al sistema de generación para poner “fin a los apagones” que afectan al país.

Medina insistió en la firma de un acuerdo de libre comercio con el vecino Haití, el segundo socio comercial de República Dominicana. “Es necesario eliminar las condiciones anárquicas de este intercambio entre Haití y República Dominicana”, apuntó. Al mismo tiempo se comprometió con desarrollar una política migratoria “transparente”.

Aseguró que su gestión aplicará todo el peso de la ley a los funcionarios de migración y los militares que se vean envueltos en el tráfico de indocumentados. Exhortó a los dominicanos a enfrentar con optimismo su destino e invitó a todos los sectores a que poner “manos a la obra” e insistió en que hará “lo que nunca se ha hecho”.