Familia se queja de hostigamiento por parte de la NYCHA

Los Advíncola recibieron una orden de desalojo.

Carlos y Nancy Advíncola, junto a sus hijos Elías, de 19 años, y Esteban, de 20, muestran la orden de desalojo que les envió NYCHA.

Carlos y Nancy Advíncola, junto a sus hijos Elías, de 19 años, y Esteban, de 20, muestran la orden de desalojo que les envió NYCHA. Crédito: José Acosta / EDLP

NUEVA YORK – A la familia Advíncola, afectada por la crisis económica, no podía llegarle una peor noticia.

Con tres hijos en la universidad y uno en la escuela secundaria, con el padre, Carlos, desempleado y con la madre, Nancy, deshabilitada por problemas cardíacos, esta semana recibieron una notificación de desalojo de la Autoridad de la Vivienda de la Ciudad de Nueva York, NYCHA, de modo que el 30 de septiembre tienen que dejar el apartamento donde han residido durante 11 años.

“Nosotros pagamos el alquiler puntualmente y tenemos tres años que no nos renovan el contrato, bajo la alegación de que nosotros no hemos provisto los documentos de verificación de ingresos que NYCHA requiere para establecer la elegibilidad”, dijo Nancy Advíncola. “Cada vez que nos piden la prueba de ingreso -que incluye el cheque que yo recibo del Seguro Social, las tarjetas de Seguro Social de todos los miembros de la familia, y una carta notariada de que mi esposo está desempleado-, se la entregamos a la administración del edificio y luego dicen que los documentos no aparecen o no son suficientes”, explicó.

Los Advíncola pagan $254 de alquiler en el edificio 1153 East de la 229 Drive South, en el complejo de vivienda Edenwald, de NYCHA. Carlos Advíncola, que es dominicano, dijo que desde que perdió su empleo como portero de edificio hace varios años, la familia se sustenta con los ingresos de su esposa, Nancy Advíncola, que es puertorriqueña.

“Pero NYCHA cree que aquí tenemos otros ingresos, y desde hace años nos viene hostigando y ahora nos quieren desalojar”, dijo Carlos.

La notificación de desalojo, fechada 10 de agosto y firmada por el administrador de NYCHA Edwin Rodríguez, dice que la decisión la tomó un oficial imparcial de una visita, realizada el 25 de enero de 2011, a la cual los Advíncola fueron convocados para responder a los cargos de “fallar o rehusarse a completar satisfactoriamente la verificación de ingresos”, en violación de la Regulación 7 de NYCHA.

Aunque NYCHA, en los documentos, asegura que los Advíncola “no proveyeron los documentos requeridos en mayo 1 de 2010 y otras fechas”, la familia asegura que sí los entregó y que cuando fue a la vista de NYCHA, lo único que les dijeron fue que no tenían contrato de alquiler vigente y que la agencia iba a tomar una decisión sobre su caso”.

“Y lo que decidieron es echarnos de aquí”, se quejó Nancy. “Es injusto, nosotros somos una familia pobre, que se sacrifica por sacar adelante a sus hijos con lo poco que tiene”, expresó la madre.

Los Advíncola se quejan además de falta de reparación, asegurando que las ventanas están en mal estado, la nevera no funciona, el apartamento es el único que no cuenta con intercomunicador y el techo de la cocina tiene una filtración desde hace seis meses.

Zodet Negrón, portavoz de NYCHA, dijo que la agencia “ha estado esperando que los inquilinos entreguen una serie de documentos críticos para poder establecer su elegibilidad para la vivienda pública”.

“Tan pronto NYCHA reciba los documentos solicitados, podremos remediar la situación de la familia. En estos momentos, no hay una orden de desalojo formal”, aseguró Negrón.

Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain