Golpe a la mafia en alta mar

Ocupan en Dominicana más de 2 mil libras de cocaína a cuatro colombianos

Santo Domingo – La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y la DEA ocuparon en una lancha rápida más de dos mil libras de cocaína y apresaron a cuatro colombianos que fueron entregados a las autoridades de Estados Unidos.

El presidente de la DNCE, mayor general Rolando Rosado Mateo, informó que en la operación denominada “Yunque y Martillo” fueron apresados Aluchom Castro, Arechelleo Bocaleo, Rubén Bucaria y Micton Sretellea. Dijo que todos fueron “entregados a las autoridades estadounidenses y trasladados a Puerto Rico junto a la cocaína para que sean procesados por una Corte de los Estados Unidos en esa isla”.

Explicó que la droga ocupada estaba distribuida en 40 pacas, de 25 paquetes cada una. Se trató de una operación combinada que inició la noche del domingo, a 280 millas náuticas de las costas de Barahona, en la que se emplearon tres guardacostas de la Marina, apoyados por dos lanchas y aviones espías al servicio de los Guardacostas estadounidenses y del Servicio de Protección de Aduanas (CBP) hasta ocupar la droga a una distancias de 18 millas náuticas de Santo Domingo.

Manifestó que los equipos de la DNCD y la Marina persiguieron la lancha con los colombianos y la cocaína por espacio de seis horas, logrando cercar la embarcación a 18 millas de las costas de la capital.

Indicó que la Marina de Guerra empleó los guardacostas Orión, Capella y Canopes, así como por dos lanchas de la citada institución y un helicóptero de la DNCD. “Fue un trabajo conjunto en el que como siempre, fruto de la colaboración que mantenemos, participaron la DNCD, la Marina, la DEA, el Servicio de Guardacostas y el Servicio de Protección de Aduanas y Fronteras (CBP)”, agregó Rosado Mateo.

Indicó que la droga era transportada en una embarcación de 45 pies de eslora y tripulada por los mencionados colombianos. “Esta ha sido una de las operaciones más exitosas de los últimos meses y en la que, gracias al esfuerzo conjunto de nuestras instituciones y las agencias de Estados Unidos, fue posible ocupar una cantidad tan grande de cocaína procedente de Sudamérica”, sostuvo.