Boca recibe tres pepas en ‘La Bombonera’

Independiente le complica la vida con empate 3-3 por la Copa Sudamericana

Cristian Chávez (izq.) del Boca Juniors disputa un balón  con Roberto Battion del Independiente durante el encuentro de anoche por la Copa Sudamericana.
Cristian Chávez (izq.) del Boca Juniors disputa un balón con Roberto Battion del Independiente durante el encuentro de anoche por la Copa Sudamericana.
Foto: AP

BUENOS AIRES/EFE – El Independiente, que necesitaba de un resultado positivo para atenuar la crisis que atraviesa, igualó con el Boca Juniors 3-3 en “La Bombonera”, resultado que lo deja vivo en la Copa Sudamericana y complica al máximo a los auriazules en el debut de ambos en la Copa Sudamericana.

El uruguayo Santiago Silva (m.15), Leandro Somoza (m.45) y Juan Sánchez Miño (m.76) marcaron los tantos boquenses, y para el Independiente lo hicieron Jonathan Santana (m.44), Paulo Rosales (m.48) y Ernesto Farías (m.91), de penalti.

Tres goles para el partido de vuelta son para el Independiente la más valiosa garantía con la que cuenta en estos momentos, en los que solamente sumó dos puntos de nueve posibles en la Liga y cuando necesitaba en el torneo surcontinental un soporte anímico.

El Boca Juniors dominó la primera parte y el Independiente mejoró ampliamente en la segunda de un partido trepidante, con grandes emociones en los minutos finales.

El equipo rojo de Avellaneda había comenzado a hacer pie en el partido, con un leve dominio sobre los auriazules, cuando su central Galeano cometió a los 15 minutos un lapsus fatal, no acertar una patada a la pelota para sacarla de la zona caliente, y Silva abrió el marcador con un remate desde el límite del área grande. El error y su consecuencia debilitaron al Independiente, que comenzó a dar ventajas, perdió los marcajes del creativo juvenil Sánchez Miño y Silva y quedó expuesto varias veces a recibir otro gol.

Sobre la media hora del encuentro el conjunto visitante reaccionó, comenzaron a jugar más cerca del área boquense sus delanteros Vidal y Farías y obligó a su rival a hacer algunos esfuerzos para retomar el control del choque.

De todos modos, al Independiente le costaba recuperar el balón en la zona central del campo, o al menos mantenerlo en su poder, y en ese contexto el Boca Juniors se mostraba algo más sólido con el medio centro Somoza adueñado de la situación.

Se disputaba el último tramo de la parte inicial y en una jugada aislada por la izquierda Vidal superó el bloqueo del Boca, metió el balón en el área y Santana, que dejó clavado en el piso al central Schiavi, tocó el balón y consiguió el empate transitorio.