“Palito” Pereira se va al Inter de Milán por 10 millones

El uruguayo es fijo en el esquema del seleccionador Washington Tabárez.
Sigue a El Diario NY en Facebook
“Palito” Pereira se va al Inter de Milán por 10 millones
Pereira puede jugar como lateral o volante de gran recorrido.
Foto: AP

Lisboa.- El internacional uruguayo Álvaro “Palito” Pereira, de 26 años, fue traspasado del Oporto al Inter de Milán a cambio de 10 millones de euros (unos 12,5 millones de dólares), informó hoy el campeón luso al regulador financiero portugués.

En un comunicado a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) lusa, el Oporto indica que puede beneficiarse de una remuneración variable que “podrá llegar a los 15 millones de euros (18,75 millones de dólares)”, aunque no especifica la condición de la misma.

El club norteño también informó de que “la formalización final de este acuerdo está dependiente de la celebración del contrato de trabajo del atleta con el Inter de Milán”.

Los medios lusos ya daban por hecha la transferencia de “Palito” desde finales del curso pasado, especialmente después de enfrentarse al actual técnico del Oporto, Vítor Pereira, debido a una sustitución en un partido liguero.

El futbolista nacido en Montevideo ya había manifestado también su interés en cambiar de equipo.

Durante la pretemporada, se ausentó de varios entrenamientos y no disputó ningún minuto oficial ni en la Supercopa lusa ni en la primera jornada de Liga.

El lateral zurdo, que tenía una cláusula de 30 millones de euros (unos 37,5 millones de dólares), ya estuvo cerca de recalar en el Chelsea en el verano de 2011, pero la dirección del Oporto rechazó una oferta al considerarla insuficiente.

El defensa, que ganó con su selección la Copa América 2011 y fue cuarto en el Mundial de 2010, se alzó en el Oporto con dos Ligas (2011 y 2012), una Liga Europa (2011) y dos Copas de Portugal (2009 y 2011), entre otros títulos.

Exjugador del Miramar uruguayo y del Quilmes y Argentinos Juniors, ambos de Argentina, Álvaro Pereira, que destaca por su velocidad y riguroso sentido táctico, recaló en el club blanquiazul en julio de 2009, después del desembolso de cuatro millones de euros al Cluj rumano.