Aniversario de asesinato en El Bronx se empaña con muerte de hispano

Mientras conmemoraban el fallecimiento de un joven que mataron el año pasado, un tiroteo dejó un muerto y un herido.
Aniversario de asesinato en El Bronx se empaña con muerte de hispano
En la escena del tiroteo, los vecinos levantaron un altar con velas y flores.
Foto: JOSE A. RIVERA / EDLP

Nueva York – Un muerto y un herido fue el resultado de una balacera en uno de los proyectos de vivienda pública en El Bronx, cuando un grupo conmemoraba el aniversario de otro asesinato.

El tiroteo ocurrió en el pequeño parque del complejo en el 805 de Pelham Parkway North, poco después de la 1 a.m., según el informe de la Policía.

Adrián García, de 25 años, fue herido fatalmente en el cuello y otro hispano, de 20 años, recibió un disparo en una pierna. Después de dispararles, los golpearon y patearon brutalmente, según una testigo, que no se quiso identificar.

“Estaban en la celebración del primer aniversario de la muerte de un muchacho que mataron el año pasado. Estaban prendiendo velas”, dijo una vecina puertorriqueña que prefirió no dar su nombre. “Al momento alguien empezó a disparar. El (García) quiso correr, pero no pudo”.

Aparentemente, el caso fue relacionado con acción de pandillas, según dijeron familiares y vecinos del área. Sin embargo, esto no fue confirmado por la Policía.

Desde el parque donde empezó la balacera se puede ver un rastro de sangre que da hasta una de las entradas del proyecto, unos cinco metros, donde se ve un charco grande de sangre, presuntamente donde cayó la segunda víctima.

Cerca al charco de sangre, los vecinos levantaron un pequeño altar con algunos velones y un ramo de flores. Otro altar fue puesto en la puerta de uno de los edificios. Allí también se divisa una pañoleta roja.

El sobreviviente, quien no ha sido identificado, fue trasladado al hospital Jacobi donde se encuentra en condición estable, según las autoridades.

“Era un buen chico y no tenía porque morir así”, dijo una amiga, quien no se quiso identificar, mientras le ponía flores al altar.

Otra mujer que la acompañaba señaló que estaban “destrozados” y que les respetara el dolor, que no querían hablar a la prensa.

Al cierre de esta edición, la Policía no había realizado ningún arresto y continúa investigando el caso.