Tormenta ‘Isaac’ altera agenda republicana

Campaña de Romney hace ajustes de última hora ante la amenaza del temporal en Florida.
Tormenta ‘Isaac’ altera agenda republicana
Manifestantes expresaron ayer su oposición a la celebración de la Convención Republicana de Tampa, Florida. La convención, planeada para arrancar hoy hasta el 30, tuvo que ser retrasada ante la llegada de la tormenta tropical 'Isaac'.
Foto: EFE

TAMPA, Florida – Aunque el Huracán “Isaac” empañó el inicio de la fiesta con la que los republicanos esperan presentar a su candidato Mitt Romney como el hombre que puede crear un “mejor futuro” para Estados Unidos, el tradicional evento seguirá adelante usando tres días para dar el mensaje que tenían previsto para cuatro.

La Convención Nacional Republicana (RNC) comenzará hoy formalmente, pero la sesión sólo durará cinco minutos para dar por oficializado el inicio, aunque entrará en receso hasta el martes, cuando la oradora principal de la noche en hora estelar será la esposa del candidato, Ann Romney.

“Cambiamos el programa eliminando partes que no eran esenciales, extendiendo un poco las horas de sesión y cortando algunos discursos”, dijo Russ Schriefer, estratega de la campaña de Romney Presidente.

La RNC tiene como objetivo principal la votación de los delegados que cada estado envía a este evento en relación a los resultados en cada primaria. Lo demás es un desfile de discursos y su objetivo es ofrecer un impulso al candidato y delinear un mensaje.

Según Schriefer, el mensaje que se tenía planeado para el lunes, cuando se espera que la Bahía de Tampa sufra vientos y lluvia a lo largo del día, será integrado en los otros tres días.

El miércoles, el candidato a vicepresidente Paul Ryan ofrecerá su discurso tradicional, pero ese día también se presentará el discurso principal a cargo del gobernador de Nueva Jersey Chris Christie y la ex secretaria de estado Condolezza Rice dará un empujón en el área de las relaciones exteriores.

Los latinos tendrán un papel importante que jugar, particularmente porque el que presentará el discurso más importante de la convención, el de Mitt Romney el día Jueves, será el senador de la Florida Marco Rubio.

Rubio, quien fue considerado pero no elegido para la candidatura vicepresidencial, dio ayer en un programa dominical de televisión lo que parece ser un avance de su discurso del jueves, en el que presenta esta elección como una “decisión no entre dos personas, sino entre dos futuros diferentes, dos caminos muy diferentes para el país”.

Rubio elogió a Ryan, el candidato a vicepresidente, como una persona “seria, con ideas serias” y dijo que el hecho de ser católico era algo positivo para atraer a los latinos, muchos de los cuales profesan esta religión.

Otros oradores latinos incluyen la gobernadora de Nuevo México Susana Martínez, el candidato al senado federal por Texas Ted Cruz y el gobernador de Puerto Rico Luis Fortuño.

El exgobernador de la Florida Jeb Bush hablará el jueves. Ayer, en una entrevista con el programa Meet the Press, Bush reiteró su llamado a que el partido “cambie de tono” con respecto al tema de inmigración y, llevando la contraria a muchos en su partido, incluyendo al nominado, dijo que “el tema de la frontera ha estado mejorando por unos dos años, la inmigración ilegal está en neto cero en este momento, lo que hay que hacer es invitar a personas jóvenes y con aspiraciones para que nos ayuden a crecer”.