Periodistas latinos intentan dejar atrás los problemas

Después de varios años de enfrentar una deuda creciente y conflictos internos, la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ por sus siglas en inglés) cuenta con un nuevo presidente, productor coordinador de ESPN, Hugo Balta, y con una nueva junta directiva.

No obstante, el tenor que existía entre la junta de la NAHJ y sus asociados ha dejado lo que fuera una prominente institución a nivel nacional con un liderazgo difuso y con profundas llagas. La nueva junta, sugiere un integrante veterano de la organización, fundada hace 28 años, debería hacer caso de la advertencia de Abraham Lincoln, que “una casa dividida no puede prevalecer”.

Después del congreso de periodistas de color, UNITY, en Las Vegas realizado del 1º al 4 de agosto, en el que grandes ganadores y perdedores celebran y se lamentan a diario, se reunieron 2,300 periodistas latinos, asiáticos, indígena norteamericanos y lesbianas, gay, bisexuales, transgénero y queer (LGBTQ), Balta, quien ganó contra reportero de la Prensa Asociada, Russell Contreras, 3 a 2, en una campaña divisiva, le dijo a Hispanic Link News Service que tiene ansias de trabajar con todos los asociados que tengan fe en la organización, incluyendo los que “van a ser constructivamente críticos”.

El pleito interno de NAHJ se vio apocado por la ausencia tamaño de elefante con una narrativa similar.

Después de una asociación de 20 años, la Asociación Nacional de Periodistas Negros (NABJ por sus siglas en inglés) se retiró de la participación en UNITY el año pasado. Su presidente, Gregory Lee, le dijo a Steven Thrasher, bloguero de la publicación Village Voice, que la decisión de NABJ por dejar UNITY se debía a cuestiones de finanzas y no por la inclusión de la Asociación de Periodistas Lesbianas Y Gay, como alegan algunos.

Lee dijo que era injusto dividir en cantidades por igual las ganancias del congreso cuando, según su conteo, la NABJ atraía a más de la mitad de los participantes registrados.

Durante el congreso este mes, presidente titular de NAHJ, Michele Salcedo, hizo un llamado a la reconciliación, pidiendo que la NABJ se uniera a los demás grupos en el siguiente cónclave de UNITY en el 2016.

UNITY fue fundada a raíz de la frustraciones en las salas de redacción que compartían dirigentes de NAHJ y NABJ, Juan González y Will Sutton. El primer congreso que realizara UNITY fue en 1994. Mientras que las personas de color comprenden un tercio de la población nacional, hoy comprenden sólo el 12% de los periodistas en los periódicos diarios. Los hispanos, casi el 16% de la población, comprenden sólo el 4%. Las cifras para los periodistas que no son blancos han estado en declive desde hace cinco años.

González, ex presidente (2002 a 2004) muy honrado, columnista del New York Daily News, se negó a respaldar a ninguno de los candidatos a la presidencia. Compartió sus preocupaciones en una carta abierta, escribiendo que ninguno poseía “una visión cohesiva, fuerte” para el futuro de la organización” añadiendo que “tampoco [inspira confianza] la clase de campaña electoral divisiva que los dos han librado los últimos meses”, dijo.

González citó, “A pesar de toda la tremenda labor con las becas, la capacitación, y el velar por los derechos que hemos realizado para nuestros asociados durante las últimas décadas, nuestras organizaciones de profesionales del periodismo se han alejado demasiado de nuestras propias comunidades en años recientes. Como consecuencia, ya no somos tan efectivos como antes y se nos respeta menos que antes en la industria mediática”.