Cuando la Policía de Nueva York dispara a matar

Evalúan situaciones en las que un agente descarga su arma ante posible peligro
Cuando la Policía de Nueva York dispara a matar
Tras el suceso ocurrido en el El Bronx, analizan situaciones en las cuales un polícía debe disparar su arma.
Foto: Archivo

NUEVA YORK – Un policía debe utilizar su “juicio profesional”, cuando se ve enfrentado a situaciones donde debe disparar su arma, según una de las políticas del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York.

“Decisión que en la mayoría de las veces se debe tomar en fracción de segundos”, de acuerdo a un veterano policía que pidió no ser identificado y que recalcó que cada situación a la que se ve enfrentado un uniformado es “única”.

Agregó que, en el entrenamiento a los uniformados se les recalca que deben protegerse, estar pendientes del entorno y sobre todo, evaluar la situación antes de empezar a disparar, si la situación lo ameritara. “Una vez que se decide, se debe tirar al pecho o torso, porque de lo contrario, es dejar la posibilidad abierta de que el atacante no haya sido inhabilitado y dispare de vuelta”.

No existe una regla sobre la cantidad específica de balas para dispararse contra un objetivo, pero siempre es más de una, teniendo en cuenta que con la primera se pueda fallar.

Dentro del entrenamiento se recibe un curso sobre desarrollo de estrategias y tácticas para minimizar el uso de las armas de fuego. Además, cada seis meses, se debe asistir a la academia para una reevaluación en el uso de armas.

El Departamento de la Policía no comentó sobre los lineamientos que sigue la institución en una situación donde un uniformado, entrenado, tiene que usar su arma de dotación.

Juan Cartagena, presidente de Latino Justice, indicó que “en todos los casos en que un policía utiliza su arma y resulta en una muerte, es necesario investigar para asegurarnos que no fue una muerte injustificada”. “Es una tragedia que desafortunadamente ha ocurrido entre personas de nuestra comunidad en repetidas ocasiones, por lo que debe aclararse”, reiteró Cartagena.

El doctor Robert González, experto en entrenamiento policial del Colegio de Justicia Criminal John Jay, aclaro que un policía “no esta autorizado a tener el dedo en el gatillo de un arma si no existe una amenaza de muerte o daño físico serio para si mismo o hacia otra persona”.

Igualmente sostuvo que la policía esta entrenada para usar sus armas como ultimo recurso y específicamente en el caso de Reynaldo Cuevas dijo que aunque a un policia si se le permite tener el arma en la mano “no había necesidad de tener el dedo en el gatillo, porque no se enfrento personalmente con un arma”.