Tumores cerebrales son más frecuentes después de los 50

Es más común que el tumor cerebral afecte a personas que rebasan los 50 años de edad y se manifiesta con convulsiones.
Tumores cerebrales son más frecuentes después de los 50
Un tumor cerebral es el más agresivo de los cánceres existentes.
Foto: Ciro César / La Opinión

Guadalajara (Notimex).- El glioblastoma multiforme, el cual es el tumor más agresivo de toda la gama de cánceres que existe y que se presenta a nivel cerebral, siendo los mayores de 50 años los más propensos a padecerlo, afirmó el experto Miguel Ángel Meza Bautista.

El especialista en Neurocirugía del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco señaló que la convulsión tardía, es decir, la que ocurre en adultos a partir de los 30 o 40 años, es uno de los síntomas más representativos del glioblastoma multiforme.

Dijo que se trata de un tumor canceroso del cual se tienen bien identificados los genes que intervienen en su formación y que son al menos 10, pero sus causas se desconocen, aunque factores como el tipo de alimentación pudieran tener alguna correlación toda vez que en China es en donde más casos de glioblastoma existen en el mundo.

En el citado nosocomio, destacó, el glioblastoma multiforme es el tumor intracraneal que más se opera -“una a dos cirugías al mes por este motivo”-, sin embargo por sus características genéticas es de los de peor pronóstico.

“Una vez que una célula se degenera y transforma en glioblastoma multiforme, el pronóstico de vida sin tratamiento, es de tres meses, tiempo que se duplica si se hace una cirugía radical para extirparlo” y se somete a radio y quimioterapia, apuntó.

Añadió que el glioblastoma multiforme “produce factores angiogénicos de manera exorbitante”, esto significa que promueve la formación de vasos sanguíneos y con ésto la nutrición del tumor, pero por otro lado, libera sustancias que bloquean la respuesta inmunológica del paciente, es decir, baja sus defensas orgánicas.

Como todo tumor, el glioblastoma se clasifica según su grado de severidad, del uno al cuatro, siendo el último el más agresivo, en tanto que captado en alguna de las dos primeras fases, el pronóstico es mucho mejor, aseguró el entrevistado.

Cuando el tumor no puede extirparse por encontrarse en una zona de difícil acceso, la radioterapia ha demostrado una efectividad muy alta que llega inclusive a la erradicación de la tumoración, pero insistió en que por sus características, vuelve a aparecer.

Refirió que otro dato clínico sugestivo de glioblastoma multiforme es el dolor de cabeza intenso, tipo migraña.

Añadió que cualquier déficit neurológico, esto es, pérdida repentina de alguna función como la vista o el habla, deben ser atendidos de inmediato porque pueden ser síntoma de un problema serio a nivel cerebral, incluido un tumor como el que aquí se describe.

“Ante situaciones a las que no estamos habituados como convulsión, dolores de cabeza o alteraciones neurológicas que dependiendo del sitio donde se localiza, pueden manifestarse, por ejemplo a nivel visual o dar trastornos del lenguaje”, es vital buscar atención médica sobre todo si ocurre en adultos de 50 años o más.