Violencia en el Medio Oriente

Ola de protestas en varias embajadas deEEUU en defensa de Mahoma

Un manifestante muestra el  Corán durante una protesta  en Amman, Jordania.
Un manifestante muestra el Corán durante una protesta en Amman, Jordania.
Foto: Fotos AP y EFE

Jartum/Servicios Combinados – Al menos tres personas murieron ayer y más de 40 resultaron heridas durante los enfrentamientos entre la policía y manifestantes junto a la embajada de EEUU en Sudán, dijo uno de los organizadores de la protesta, Mohamed Abderrahim.

Abderrahim, miembro de la Organización Popular para la Defensa del Profeta de Alá, precisó que una de las víctimas fue atropellada por un coche policial, mientras que dos manifestantes murieron por disparos de las fuerzas de seguridad.

El testigo señaló que los choques continúan en las inmediaciones de la legación, en el sureste de Jartum, donde la policía lanza gases lacrimógenos a los manifestantes.

Los participantes en la protesta se dirigieron a la sede diplomática estadounidense tras irrumpir brevemente en las embajadas británica y alemana, en el centro de la ciudad.

Los asaltantes accedieron tras escalar los muros que rodean esas sedes y alcanzaron solo los patios exteriores de sus recintos sin entrar en los edificios.

Además, quitaron las banderas alemana y británica para sustituirlas por una enseña negra con el lema “No hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta”.

Ataques contra las embajadas estadounidenses se han producido en los últimos dos días en el Yemen y Egipto, en repulsa por el vídeo del profeta, cuya autoría aún suscita dudas.

El martes, el embajador estadounidense en Libia, Christopher Stevens, y tres empleados de la legación fallecieron en un ataque armado contra el consulado en Bengasi (este), durante protestas contra el vídeo.

En Sudán, los manifestantes atacaron la sede diplomática alemana porque aseguran que en las últimas semanas algunas revistas germanas han publicado unas caricaturas de Mahoma.

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Guido Westerwelle, dijo a reporteros en Berlín que la embajada estaba “parcialmente en llamas”, pero agregó: “Afortunadamente… los empleados están a salvo”.

Dijo que los manifestantes al parecer protestaban en contra de una película producida en Estados Unidos que critica al islam y denigra al profeta Mahoma.

“Exijo a las autoridades sudanesas que garanticen inmediatamente la seguridad de la embajada alemana. Condeno este video de intolerancia hacia el islamismo, pero no puede ser utilizado como una justificación para el estallido de la violencia. Esta violencia debe cesar de inmediato”, agregó.

La Policía sudanesa arrojó gases lacrimógenos y obligó a la muchedumbre a salir de la sede.