Bajan arrestos de indocumentados en frontera

Bajan arrestos de indocumentados en frontera
Inmigrantes indocumentados tras haber sido procesados en los cuarteles generales de la Patrulla Fronteriza, en Tucson.
Foto: AP

Tucson, Arizona/EFE – Los arrestos de inmigrantes siguen en descenso en la frontera de Arizona y hay quienes critican al Gobierno federal por su intento de seguir “justificando” el gasto de millones de dólares en la seguridad de la frontera.

“Estamos viendo menos detenciones de inmigrantes, pero vemos que estamos casi al mismo nivel en el número de muertes y estamos igual en la criminalización de indocumentados, a pesar de que la migración ha caído por completo”, dijo Isabel García, abogada y directora de la Coalición de los Derechos Humanos de Arizona.

La activista consideró que la crisis económica en EE.UU. es una de las principales causas por las que la inmigración ilegal ha descendido.

De acuerdo a estadísticas de la Patrulla Fronteriza Sector Tucson, desde el 1 de octubre de 2011 y hasta el 31 de agosto se arrestaron 112,470 indocumentados en la frontera de Arizona, frente a los 116,460 del año pasado en el mismo periodo.

Durante el presente año fiscal, que concluye el próximo 30 de septiembre, se han registrado 150 fallecimientos de indocumentados en este sector, que abarca el 90% de la frontera entre Arizona y México, comparado a las 160 muertes registradas el año pasado durante el mismo periodo.

A finales de los años 90, cuando el Gobierno Federal incrementó la seguridad en California, el flujo de indocumentados cambió su ruta de entrada en EE.UU. hacia el desierto de Arizona.

Durante el año fiscal 2000, la Patrulla Fronteriza reportó el mayor registro de arrestos de indocumentados a lo largo de la frontera suroeste, con 1.6 millones en total, de los cuales 616,000 fueron dentro del Sector Tucson de la Patrulla Fronteriza en Arizona.

Paulatinamente el arresto de indocumentados ha descendido cada año en la frontera de Arizona, hasta alcanza una reducción de más de un 80 por ciento si se comparan las cifras actuales de arrestos con las del año 2000.

“Sabemos que la migración ha frenado casi por completo. Ahora el Gobierno Federal está tratando de justificar ante el público el gasto de tanto dinero no solo en la frontera, sino también las cortes y en los centros de detención”, dijo Isabel García.

La directora de la Coalición de los Derechos Humanos en Arizona está convencida de que el descenso en el arresto de indocumentados en la frontera de Arizona fue una de las principales causas por las que el Gobierno federal decidió no llevar a cabo el programa de verano de Repatriación al Interior de México (MIRP, por sus siglas en ingles), que se inició en 2004.

Desde 2004 y hasta el verano de 2011 se repatriaron a 125,164 indocumentados bajo este programa, que trasladaba a los inmigrantes en vuelos comerciales desde el aeropuerto en la ciudad de Tucson hasta la capital mexicana.