La altura será la protagonista

La altura será la protagonista
Juan Lorca marcó una anotación para el Deportivo Quito en la victoria 2-1 sobre el Aurora de Bolivia en juego válido por la Copa Sudamericana.
Foto: ap

La Paz/EFE – El Aurora boliviano y el Deportivo Quito disputarán hoy en casa del primero, a 2,558 metros sobre el nivel del mar, un encuentro decisivo para definir cuál de los dos equipos avanzará a octavos de final en la Copa Sudamericana.

El llamado ‘equipo del pueblo’, dirigido por el exfutbolista Julio César Baldivieso, tiene como meta remontar el resultado del partido de ida, en el que los ecuatorianos vencieron por 2-1.

Para ello, el Aurora se ha reservado todas su cartas para la Sudamericana incluso a costa del torneo local, en el que un equipo compuesto por suplentes cayó recientemente por 3-0 frente al Petrolero, el nuevo ‘benjamín’ de la Liga boliviana.

Baldivieso dijo a los medios que “será un partido de igual a igual”, pues para los ecuatorianos “no hay altura que exista y el que haga los goles y esté más concentrado se impondrá”.

Se prevé que el técnico del Aurora plantee un esquema 3-5-2, confiando los ataques al paraguayo Aquilino Villalba y al boliviano Vladimir Castellón.

Entretanto, el Deportivo Quito también intentará superar el mal momento por el que atraviesa en el torneo de su país, en el que está último, con un buen resultado en la Copa Sudamericana.

Tras caer por 2-0 frente al Olmedo la semana pasada, el técnico del campeón ecuatoriano, Rubén Insúa, dijo a los medios de ese país que espera hacer un buen partido ante el Aurora para lograr su pase a octavos de final.

Está en duda la participación del capitán Luis Fernando Saritama, que sufrió un golpe en la rodilla derecha.

El vencedor tendrá como rival en octavos al Tigre, de Argentina.

EMELEC ANTE OLIMPIA. El Olimpia paraguayo apelará hoy a su tradición copera para remontar en el partido de vuelta por la segunda fase de la Copa Sudamericana contra el Emelec ecuatoriano, que ganó el encuentro de ida por 0-1 en Paraguay.

Para el técnico de Olimpia, Gregorio Pérez, el equipo debe “tener el balón y ser lo más cauto posible, con mucho equilibrio” para dar la vuelta al resultado. Pérez insistió en que el Olimpia hará un trabajo que le permita “lograr la clasificación” y dijo que el 0-1 de la ida no es algo que les preocupe porque pueden “revertir la situación”.

Los jugadores y cuerpo técnico del equipo de guayaquil saben de la jerarquía futbolística del rival, por lo que han asegurado que tomarán todas las precauciones para conservar la ventaja y acceder a la siguiente fase del torneo sudamericano.