Mochilas pesadas pueden lesionar a su hijo

Autoridades de salud indicaron que más de 13,700 niños de entre 5 y 18 años recibieron atención médica por este motivo

Ha empezado un nuevo año escolar y los estudiantes se enfrentan de nuevo al peligro de sufrir lesiones de espalda por culpa de mochilas muy pesadas. Según la Comisión de Seguridad de los Productos del Consumidor de EE.UU., más de 13,700 niños de entre 5 y 18 años recibieron atención médica en hospitales y consultorios el año pasado por este motivo ¿Qué pueden hacer los padres, maestros y alumnos?

La Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos aconseja prestar atención a la postura de los niños y no esperar a que se quejen de dolor de espalda antes de aligerarles la carga de las mochilas.

También puede ayudar: usar ambas correas para los hombros, y ajustarlas distribuyendo el peso de la mochila de forma pareja; colocar los artículos más pesados dentro de la mochila lo más cerca posible de la espalda; llevar solamente lo necesario; flexionar las rodillas y usar las piernas para levantar la mochila y utilizar una mochila del tamaño adecuado para el niño. Además, los niños deben dejarles saber a sus padres si tienen cualquier malestar en la espalda.

Un buen hábito que evita mil y un problemas

Lo hacemos todos los días pero conviene hacerlo más a menudo todavía: lavarnos las manos. Para hacerlo bien, hay que frotarse bien las palmas, entre los dedos y bajo las uñas con agua y jabón durante 20 segundos.

Después de enjuagarlas, se deben secar con un paño limpio. Si no hay agua corriente y jabón disponible, se puede usar una toallitas o un limpiador líquido desinfectante que contenga alcohol. Se puede llevar un frasquito de limpiador en el bolso o en la mochila escolar para poder lavarse las manos fuera de casa. Hágalo siempre antes de las comidas, al manipular alimentos, después de ir al baño y de estornudar o toser.

También hay que lavarse muy bien las manos cuando atendemos a alguien enfermo o cuando alguien en casa tiene una enfermedad contagiosa como la gripe o el catarro. Hágalo con frecuencia y acostumbre a que los niños lo hagan también. Serán una familia mucho más saludable. Para información sobre cualquier tema relacionado a la salud visite http://www.VidaySalud.com.