Fijan juicio para ‘Reina del Pacífico’

Miami/EFE – La mexicana Sandra Ávila Beltrán, conocida como “la Reina del Pacífico”, será juzgada a partir del 25 de marzo de 2013 en una corte federal de Miami (Florida) por el cargo de conspirar para distribuir cocaína, aunque su defensa intentará adelantar la fecha.

“Vamos a solicitar audiencias y esperamos que el juicio se realice a principios de año y que no sea en marzo (de 2013)”, señaló ayer Stephen G. Ralls, uno de los letrados de “la Reina del Pacífico”, acusada en EE.UU. de dos delitos- conspirar para importar cocaína y poseer droga con intento de distribución.

En una breve audiencia realizada el viernes pasado, Ávila Beltrán se declaró inocente de los dos cargos que pesan en su contra, si bien, de acuerdo con el tratado de extradición con México y según su defensa, EE.UU. sólo puede imputarle el segundo delito.

La defensa de “la Reina del Pacífico”, de 51 años, explicó que la Fiscalía había solicitado al tribunal un plazo de seis meses para estudiar la documentación en su poder, un período excesivo, en opinión de Ralls.

“No es necesario que ella (Ávila Beltrán) aguante tanto tiempo en la cárcel. Vamos a pedir al juez que adelante la fecha de marzo (de 2013) a principios de año”, apostilló.

Para ello, la defensa de la mexicana ha pedido a la Fiscalía que le facilite cuanto antes la “grabación telefónica” que supuestamente implica a su cliente en la distribución de cien kilos de cocaína en Estados Unidos, así como “documentos de la investigación e información sobre el cargo” de posesión de cocaína con intento de distribuirla.

“Defendemos su inocencia y alegamos que no existen pruebas” para presentarle ese cargo, sólo una “grabación telefónica y un único testigo, el informante que tuvo la conversación con ella en 2001” sobre los supuestos cien kilos de cocaína distribuidos en Estados Unidos.

Subrayó la defensa que “ni un gramo de cocaína se decomisó en Estados Unidos” de ese supuesto cargamento, por lo que “vamos a decir al jurado que nosotros tenemos razón, que Ávila Beltrán es inocente y no existen las pruebas necesarias para hallarla culpable”, insistió.