Más niños hispanos mueren en accidentes de tránsito

Nueva York – Un programa destinado a combatir la alta mortalidad infantil en accidentes de auto de niños hispanos y afroamericanos, se ha extendido a varias ciudades de Estados Unidos.

El programa -desarrollado por el Cincinnati Children’s Hospital Center y patrocinado por la compañía automovilística Toyota- se llama “Abrochate a la vida”, y examina los posibles factores económicos, culturales y de idioma que llevan a que más niños latinos y afroamericanos que caucásicos pierdan la vida en accidentes de tráfico.

El hospital que realizó el estudio halló, entre otras cosas, que tres de cada cuatro asientos de seguridad especiales para menores de corta edad están mal instalados, y que al menos la mitad de los niños que han fallecido en la carretera en los últimos años ni siquiera llevaban abrochado el cinturón de seguridad.

“Hace varios años, una madre que perdió a su hijo en un accidente me dijo ‘si sólo lo hubiera sabido'”, cuenta el doctor Víctor García, cofundador de “Abróchate a la vida”, en un video del programa. “El número de niños hispanos y afroamericanos que mueren en accidentes de tráfico es alarmante, y sabemos que la educación y el acceso a asientos de seguridad, puede hacer una gran diferencia”.

Basándose en esa premisa, el programa organiza talleres de educación en inglés y en español para familias donde se les enseña cómo colocar correctamente en los asientos del auto a sus hijos para que vayan más seguros. También se les regala y se les muestra como se instalan los asientos especiales de seguridad para niños de corta edad. El programa se divulga a través de iglesias y hospitales.

“Abróchate a la vida” existía hasta ahora sólo en Chicago, Cincinnati, Los Ángeles y San Antonio, pero fue expandido a Houston, Las Vegas, Philadelphia y Orange County.