Desarrollan ambientes multiculturales en escuelas de NY

Alumnos, en su mayoría hispanos, pueden aprender no solo inglés, sino francés, chino y árabe
Desarrollan ambientes multiculturales en escuelas de NY
Español, inglés y hasta árabe son idiomas que se hablan en esta escuela de El Bronx, una de las 27 instituciones que implementarán su programa bilingüe este año, gracias a una iniciativa del Departamento de Educación y CUNY.
Foto: Fotos cortesía The Bronx School for Young Leaders

El Bronx – En las aulas de The Bronx School for Young Leaders, el español es la lengua de la mayoría, pero el inglés, francés, chino y árabe también se escuchan en sus pasillos.

Cerca de 69% de sus 380 estudiantes de bajos recursos son de origen hispano, pero sólo una cuarta parte recibe inducción especializada para que adopten el inglés como segunda lengua.

Bajo la mirada de la directora Serapha Cruz, las oportunidades para mejorar el rendimiento de su escuela están a la vista en la pluralidad cultural de su alumnado. Ser parte del programa para directores de la Universidad de la Ciudad CUNY-NYSIEB para escuelas bilingües de Nueva York le enseñó cómo aprovecharlas.

“Sabíamos que nuestros estudiantes que no hablan inglés no entendían qué pasaba en clase, pero nunca tuvimos la capacidad para educarnos mejor para crear un programa bilingüe”, cuenta Cruz.

Desde febrero, administradores de 27 escuelas públicas de Nueva York, Westchester y Long Island participaron en la Iniciativa para Bilingües Emergentes CUNY-NYSIEB, creada por el Centro de Estudios del Lenguaje y el programa de Doctorado de Educación Urbana de CUNY, con fondos del Departamento de Educación del Estado de Nueva York.

“En Nueva York, para ser director de escuela, no se requiere tomar ni un curso sobre educación para bilingües emergentes”, escribe la co-investigadora de CUNY-NYSIEB, Kate Menken, en un email. Eso implica que muchos no han recibido una preparación formal para trabajar con esta población, advierte.

El modelo les da destrezas para usar el bilingüismo como un recurso pedagógico y crear un ambiente multilingüe en sus escuelas, explica la directora del proyecto, Maite Sánchez.

En cinco seminarios desarrollaron un programa educativo que aprovecha las lenguas maternas de sus alumnos libremente. Con la ayuda de expertos de CUNY, lo implementarán este año escolar gracias a una subvención estatal.

En The Bronx School for Young Leaders, incluso los niños que no están en clases bilingües tienen la libertad de usar el idioma con el que más cómodos se sientan.

“De esta manera, queremos que estén involucrados en todo lo que pasa en el salón de clase”, expresa la directora. Para la docente, lo primordial es crear un ambiente que celebre las culturas de su escuela, a la par que estimula el pensamiento y refuerza la confianza de sus alumnos.

“Muchos de mis estudiantes latinos no querían estar en una clase de español, lo que me refuerza la percepción que se les ha creado de que el inglés es la lengua dominante”, dice. “Pero ahora muchos me expresan su alegría por poder usar su propia lengua”, lo que asegura potencia su sociabilización.

En este camino, los maestros son el blanco de Cruz. “La meta es garantizar que continúen su desarrollo profesional para que aprendan más sobre prácticas y habilidades pedagógicas que permitan a nuestros niños a usar todos los recursos que tienen”.

La intención de las autoridades estatales es que el programa se aplique a la mayoría de las escuelas de Nueva York. Por eso, un segundo grupo de directores recibirá la inducción a partir de febrero 2013.

Mientras tanto, expertos de CUNY desarrollarán los otros dos componentes de la iniciativa, que incluyen un estudio histórico sobre la enseñanza bilingüe en la región y la alineación de la programación para los bilingües emergentes de acuerdo con las nuevas normas educativas del estado de Nueva York.