Están que arden los bomberos de NY por decisión judicial

Hay un choque de testimonios entre los bomberos, y mientras unos defienden la decisión judicial sobre los exámenes de admisión, otros dicen sentirse 'insultados' por ella
Están que arden los bomberos de NY por decisión judicial
La decisión judicial busca crear un Departamento de Bomberos (FDNY) más diverso, que incluye la contratación de minorías.
Foto: AP

NUEVA YORK – Los bomberos que testificaron ayer durante el segundo día de audiencias en conexión con la demanda de discriminación contra las minorías, argumentaron que la decisión de la corte podría afectarles económicamente.

Antes de iniciarse la sesión, el juez Nicholas Garaufis aclaró que los testimonios deberían estar enfocados en su propuesta para crear un Departamento de Bomberos (FDNY) más diverso, que incluye la contratación de minorías, que se sometieron a exámenes de admisión en 1999 y en 2002.

“Si quiere darles el trabajo, déselo, pero no la antigüedad, no se la merecen porque no lo han trabajado, ni pagado impuestos como nosotros”, dijo Kevin Duvine, bombero con ocho años de servicio.

“Me siento personalmente insultado y afectado económicamente, porque quieren contratar a alguien por su raza y no por sus capacidades e iría a recibir beneficios que con trabajo he conseguido”, afirmó Michael Corne.

Michael Rico dijo que, “cuando rendí el examen, lo gané porque estudié y obtuve mi trabajo por los libros, no porque alguien me lo regaló”.

Los testimonios fueron de 36 bomberos, en total, un número relativamente bajo -por segundo día consecutivo- respecto a la cantidad de inscritos para testificar durante los dos minutos de tiempo, fijados para ese efecto.

El FDNY, cuya dotación es en un 89% blanco, está enfrentando cambios drásticos en la manera de cómo va a reclutar y contratar bomberos, como consecuencia de una demanda federal presentada en 2007 por la Asociación Vulcan -de bomberos afroamericanos- y el Departamento de Justicia de la nación.

En respuesta a la demanda, Garaufis dictaminó que los exámenes dados por los postulantes, en 1999 y 2002, discriminaban en contra de las minorías.

Tras elaborarse un nuevo examen de admisión y el gasto de millones de dólares en esfuerzos por reclutar nuevos bomberos, un gran número de solicitantes de minorías se presentaron -en la primavera- a una nueva serie de exámenes y cerca de la mitad lo aprobó con un alto puntaje que los convierte en elegibles para ser contratados.

“El pararse allí adentro y decir que la gente que va a ser contratada no está debidamente calificada, es falso”, dijo Darius Charney, del Centro por el Derecho Constitucional. “Ellos van a tener que pasar por el mismo proceso que todos los demás”.