Boricua triunfa con música mexicana

Boricua triunfa con música mexicana
El compositor puertorriqueño ganó un Grammy Latino con "Amarte a la antigua", un éxito.
Foto: Efe

Miami/EFE – El puertorriqueño Yoel Henríquez, nominado este año a dos premios Grammy Latino, es un compositor versátil que lo mismo escribe temas tropicales para Milly Quezada y Tito Nieves como para Los Rieleros del Norte en el género regional mexicano.

Henríquez ha sido nominado siete veces en diferentes categorías de los premios Grammy Latino y se hizo con uno en 2010 por la Mejor Canción Regional Mexicana con “Amarte a la Antigua”, que interpreta Pedro Fernández.

Los primeros artistas que grabaron sus temas fueron Jerry Rivera, Olga Tañón y Gilberto Santa Rosa y ellos le siguieron Víctor Manuel, India, Ednita Nazario o Alexander Hacha, entre otros.

Este incansable compositor, de 39 años, está atento a las exigencias del competida industria de la música latina y ha entrado con éxito en el próspero mercado del género regional mexicano.

Sobre ese “crossover” musical, Henríquez dijo que ante todo está “la música y esa es la base y lo más importante, porque la música es un lenguaje universal”.

“Es cuestión de adaptarse, de saber escuchar qué cosas gustan y cuáles no. Para mí un éxito es un éxito, una canción que tiene todos los elementos correctos, que la gente la va hacer suya sin importar qué mercado sea”, aseguró.

El músico, que se siente muy orgulloso de trabajar para los mercados de la música pop, tropical y regional mexicano, llegó a este último género por una mezcla de interés personal y un consejo que le dio Máximo Aguirre, su editor y un entendido en la industria.

“Máximo me dijo, ‘tú estás componiendo para el 25 % de mercado por qué no intentas producir para el 75 % que es la música mexicana’, y eso fue lo que hice”.

Fue entonces que llegó la oportunidad para que Pedro Fernández grabara su tema “Amarte a la antigua”, “la primera que escribí para ese género y se ganó el Grammy Latino”.

Este tema, dijo, es una canción que le sigue dando muchas satisfacciones.

“Gracias a Dios es una canción que se ha vuelto un estándar en México, si vas a la plaza de Garibaldi y se la pides a un mariachi todos se la saben, eso me llena de orgullo”, comentó.

El compositor, que no estudió música formalmente, sino que hizo una carrera universitaria en publicidad, dijo que nació con “oído musical” y le gustó la música desde temprana edad.

Su pasión lo ha llevado a componer más de 200 canciones.