Buenas y malas

Hago la pregunta: ¿Cuándo las noticias malas son buenas para Estados Unidos?

Cuando los republicanos quieren ser elegidos.

Los recientes números sobre el desempleo mostraron que ha bajado al 7.8% y los republicanos se están volviendo locos porque es una buena noticia.

Me recordó a cuando Bill Clinton era presidente y había buenas noticias todo el tiempo. Los republicanos entonces solían quejarse de que la economía estaba “sobrecalentándose”, y que la Fed estaba tratando de poner freno a detener el crecimiento económico incontrolado. Por entonces los republicanos se fueron volviendo locos otra vez preguntándose: “¿Qué vamos a hacer con el excedente?”.

Y luego llegó George W. Bush y el problema del excedente se fue rápido, siendo todo malas noticias. Sobre todo al final cuando la economía se estaba derrumbando de manera que ya hace cuatro cuatro años estábamos en un estado de crisis.

Los republicanos nos pusieron en un hoyo tan profundo que aquí estamos, cuatro años más tarde, con la esperanza de ver algo de luz al final del túnel.

Lo que nos lleva a las noticias del presente.

Hoy hemos cruzado una línea artificial de desempleo por debajo del 8%, que es por lo menos un símbolo que por fin estamos saliendo de Bush. Esto es una buena noticia para los demócratas y una mala noticia para los republicanos.

Me parece que la opción en esta próxima elección es clara. Si te gusta la buena noticia, luegohay que votar por los demócratas y si te gustan las malas noticias luego vota por los republicanos.

Tal vez podamos enviar a los republicanos un mensaje, el de que preferir la mala noticia es la respuesta equivocada.