Endeavour en desfile de película

Endeavour en desfile de película
Un grupo de espectadores observaba ayer el desplazamiento del transbordador Endeavour por las calles de Inglewood, en California.
Foto: AP

LOS ANGELES/AP – El transbordador espacial Endeavour superó un obstáculo importante y continuó su marcha lenta por calles de Los Ángeles con dirección a su última morada, un museo de ciencias.

Su travesía terrestre comenzó poco antes del amanecer del viernes: partió del Aeropuerto Internacional de Los Ángeles arriba de una plataforma de 160 ruedas entre letreros romboidales que decían “Shuttle Xing”.

El viernes en la noche, el Endeavour se detuvo para que varios equipos especializados lo transfirieran a otro remolque más ligero.

Después, alrededor de la medianoche, la nave siguió su camino por un puente que cruza la Interestatal 405, uno de los tramos más difíciles del complicado trayecto.

Una camioneta de carga Tundra de Toyota tiró del transbordador por el puente Manchester Boulevard. La empresa automovilística filmó el acontecimiento para utilizarlo en un comercial tras el pago de una cuota por el permiso.

Todo el lugar se convirtió en un estudio cinematográfico completo, con luces, sonidos y escenografía.

Los equipos que prepararon el desplazamiento de la nave en este punto tuvieron que retirar cables eléctricos que dejaron sin energía varias horas a unos 400 residentes de los alrededores de Inglewood.

Tras pasar el puente, las cuadrillas comenzaron de nuevo a regresar al Endeavour a su plataforma original continuar ayer con la travesía.

En el trayecto, la nave ha tenido que cruzar angostas calles con edificios de apartamentos a ambos lados, por lo que se le pidió a los residentes de esas áreas que permenecieran dentro de sus casas.

Al llegara a su destino, la nave habrá cubierto en dos días un trayecto de 12 millas a una velocidad máxima de 2 millas por hora hasta su destino final: el Centro de Ciencias de California.

Antes del desplazamiento del Endeavour por las calles, se cortaron unos 400 árboles, se levantaron cables de energía y teléfono, y se colocaron planchas de acero en el suelo para proteger las calles y los servicios subterráneos.