Johnson lo revive

Eddie anota los dos goles de EEUU sobre Antigua
Johnson lo revive
Eddie Johnson, con dos remates de cabeza, volvió a la vida a Estados Unidos en la eliminatoria mundialista.
Foto: AP

La selección de Estados Unidos necesitaba sumar cuatro puntos en los dos partidos restantes de la eliminatoria mundialista de la Concacaf y ayer, con su triunfo por 2-1 sobre Antigua y Barbuda, se quedó a sólo un empate de acceder al Hexagonal Final.

Ese punto lo buscará el equipo de Jurgen Klinsman el próximo martes, cuando reciba a Guatemala.

Ayer, el equipo de las barras y las estrellas cumplió con su papel de favorito frente a Antigua y Barbuda, a la que se impuso como visitante en la quinta jornada de las eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo Brasil 2014.

El jueves, el técnico alemán Jurgen Klinsman manifestó preocupación por las ausencias de Landon Donovan y Brek Shea, ambos jugadores por lesiones.

“Sabemos lo que nos jugamos en el partido, el equipo está mentalizado y aunque no será fácil, al final lograremos el primer triunfo de los dos que necesitamos para asegurar el pase al Hexagonal. Los jugadores están conscientes de que no tenemos margen de error”.

La victoria de ayer permitió a Estados Unidos ponerse al frente del Grupo A, con 10 puntos, cuando queda por disputarse un partido, el del próximo martes frente a los chapines en Kansas City.

El gran héroe y salvador de Estados Unidos fue el delantero Eddie Johnson, autor de los goles a los minutos 20 y 90.

El delantero de los Sounders de Seattle, de la MLS, remató perfecto de cabeza un balón que le puso dentro del área el mediocampista Allan Gordon, que había entrado en la segunda parte.

A pesar de la victoria, Estados Unidos sufrió demasiado y su juego siguió sin convencer, aunque ahora ya está en control de su destino de cara al Hexagonal Final.

Los visitantes, con mayor técnica que Antigua y Bermuda, controlaron mejor el balón y generaron varias oportunidades de gol, el que llegó por conducto de Johnson para darle tranquilidad a su juego.

Pero pronto se vieron superados por el futbol de poder físico que impuso Antigua y Barbuda para que al minuto 25, Dexter Blackstock consiguiera el empate.

El gol puso nervioso a los estaounidenses, que buscaron ponerse por delante de nuevo en el marcador, pero comenzaron a fallar demasiado, y aunque tuvieron varias oportunidades de romper el empate se fueron al descanso con el 1-1.

En la segunda parte el dominio de Estados Unidos se incrementó, pero siguió sin tener claras las ideas a la hora de definir para tener que sufrir hasta el minuto 90, cuando de nuevo Johnson, con otro gran cabezazo, marcó el tanto que hizo justicia y dio la tranquilidad a su selección.

Klinsmann, admitió tras el partido que sintieron la presión tras ser empatados, pero alabó el esfuerzo físico que se hizo en un ambiente nada fácil para jugar al futbol por la pobres condiciones en que estaba el césped del campo.

Antigua y Barbuda estaba ya eliminada y sólo se jugaba el honor de conseguir la victoria.