Una nativa de EEUU será santa

Una nativa  de EEUU será santa
Un tapete con la imagen de Kateri Tekakwitha en el Vaticano.
Foto: ap

CIUDAD DEL VATICANO – Jake Finkbonner estaba tan cerca de morir por la bacteria come carne contraída mediante una cortada en los labios que sus padres cumplieron con la extremaunción y ya hablaban de donar los diminutos órganos de su hijo de 5 años.

Jake se curó de la infección en 2006 y el Vaticano consideró que la sanación fue médicamente inexplicable. Este fue el “milagro” que se necesitaba para elevar a una nativa estadounidense del siglo XVII, Kateri Tekakwitha, a la santidad. Kateri será canonizada el domingo junto con otras seis personas y será el primer habitante autóctono de lo que ahora es Estados Unidos que recibe ese honor.

Al igual que la Iglesia católica, Jake “ahora de 12 años” está totalmente convencido de que las oraciones que su familia y la comunidad le ofrendaron a Dios mediante la intercesión de Kateri, además de la colocación de una reliquia de Kateri en una de las piernas, fueron la causa de que haya sobrevivido.

Jake, un entusiasta basquetbolista y corredor de campo traviesa, estará presente en la canonización al lado de cientos de miembros de su tribu, Lummi, del estado noroccidental de Washington y de otras comunidades indígenas de Estados Unidos y Canadá que han convergido en Roma para honrar a uno de los suyos. La familia Finkbonner es oriunda de la pequeña ciudad de Ferndale, Washington.