Huracán Sandy: Miles de vuelos cancelados en noreste de EEUU

La gigantesca tormenta amenaza con paralizar casi totalmente los vuelos aéreos por al menos dos días
Huracán Sandy: Miles de vuelos cancelados en noreste de EEUU
Aerolíneas como American Airlines cancelaron todas sus llegadas y salidas a los tres aeropuertos del área de Nueva York.
Foto: Archivo

NUEVA YORK – El huracán Sandy obligó a cancelar miles de vuelos del noreste de Estados Unidos hoy y alteró planes de viaje en todo el mundo, varando a pasajeros desde Hong Kong hasta Europa.

La gigantesca tormenta amenaza con paralizar casi totalmente los recorridos aéreos durante al menos dos días en una región crucial para los vuelos nacionales e internacionales.

Grandes aerolíneas como American Airlines, JetBlue y Delta cancelaron todas sus llegadas y salidas a los tres aeropuertos del área de Nueva York, el espacio aéreo más transitado en la nación. De acuerdo con el servicio de rastreo FlightAware, casi 10,000 vuelos han sido cancelados para lunes y martes.

El número de cancelaciones ya superó a las que provocó el huracán Irene el año pasado y ahora está a la par con una tormenta invernal de 2011, cuando se cancelaron 14,000 vuelos en cuatro días.

Tanto el Aeropuerto Internacional de Filadelfia como el de Newark, un centro de operación de United Airlines, tuvieron más de 1,200 cancelaciones cada uno para los dos días. JetBlue Airways prevé anular 1.200 vuelos en total entre domingo y martes, Delta Air Lines 2,100 y American Airlines 1,000.

Los retrasos se extendieron por todo Estados Unidos, afectando a viajeros en ciudades como San Francisco y Chicago, así como en Europa y Asia, donde las aerolíneas cancelaron o demoraron vuelos a Nueva York y Washington desde ciudades tan importantes como Berlín, París, Tokio y Hong Kong.

Casi una tercera parte de los vuelos en Estados Unidos entran o salen de Nueva York todos los días, por eso las cancelaciones aquí impactan fuertemente en otras ciudades.

Viajeros como el empresario Alan Shrem, que intentaba regresar a su casa en Boca Ratón, Florida, tras acudir a ferias comerciales en Hong Kong y Guangzhou, en China, enfrentaban largas esperas para poder subirse a un avión.

Shrem dijo que estaba “tenso” y “exasperado” tras enterarse que su vuelo de Cathay Pacific del lunes por la mañana al aeropuerto JFK en Nueva York fue cancelado.

Se enteró que podría quedarse varado en Hong Kong casi una semana porque no había asientos disponibles sino hasta el 4 de noviembre. El personal en el mostrador de Cathay lo puso en una lista de espera para asientos que pudieran quedar vacantes antes, pero no tenía muchas esperanzas.

“No sé qué número soy; podría ser el 300. Ni siquiera le dicen a uno. Sólo dicen: Sí, es una lista de espera bastante grande”, afirmó Shrem, al tiempo que alzaba sus manos molesto.

Mientras tanto, tendrá que desembolsar $400 por noche para hospedarse en un hotel cercano. La aerolínea no paga el alojamiento de los pasajeros varados si las demoras se deben al clima.Las personas que tenían viajes planificados deben contactar a las aerolíneas con las que tenían sus reservaciones hechas porque cada caso es particular. En algunos, los viajeros fueron reacomodados en otros vuelos, mientras que a otros se les dio la oportunidad de reprogramar su viaje en los próximos días. En casos más extremos, las aerolíneas la reembolsan el dinero a los clientes.

Poco después 1200 GMT de hoy, Sandy, un huracán de categoría uno, se localizaba a unos 415 kilómetros (260 millas) al sur-sureste de la ciudad de Nueva York y avanzaba con dirección norte a 32 kph (20 mph) con vientos de 150 kph (90 mph) que se extienden inusualmente desde su centro a 281 kilómetros (175 millas). Sandy dejó 69 muertos a su paso por el Caribe antes de que comenzara a acercarse al litoral oriental de Estados Unidos.

Los meteorólogos prevén que llegará a la costa del Atlántico el lunes por la noche, donde chocará con una tormenta invernal que proviene del oeste y con aire frío que baja del Artico.

Los expertos dicen que la inusual tormenta híbrida que resulte de esa mezcla provocará el caos a lo largo de 1,280 kilómetros (800 millas) desde la costa este hasta los Grandes Lagos.

Lea también “Colapsa grúa en centro de Manhattan por vientos de Sandy”