Qué cortinas escoger para decorar tu hogar

Asegúrate de que las cortinas de tu casa tengan una linda función decorativa.
Qué cortinas escoger para decorar tu hogar
Usa las cortinas para darle una intención a la decoración de cada ambiente.
Foto: Wikimedia Commons

Las cortinas constituyen un elemento fundamental en la decoración de interiores, tanto por su valor funcional como estético. Es decir, no solo sirven para filtrar la luz del exterior y crear un ambiente de intimidad, sino que también se usan para complementar el estilo de la decoración, realzar la vista al exterior y hasta disimular defectos de construcción.

Por estas razones, antes de elegir una cortina, se debe definir cuál será su propósito, el estilo según el cual se ha decorado el ambiente y el tamaño de la ventana donde se va a colocar. Una cortina elegida incorrectamente puede estropear por completo el aspecto de la habitación donde se coloque.

Diferentes tipos de cortinas

Una vez definida la función que va a tener, ya sea amortiguar la luz que proviene del exterior, crear privacidad o realzar la decoración, entonces se puede elegir el tipo de cortina más conveniente. Generalmente, las cortinas se clasifican según el sistema utilizado para colgarlas:

En barrales. Este sistema requiere de complementos como cabezales, argollas y soportes, así como tapas para disimular el barral.

De rieles. Constan de un riel y guías deslizantes, y se sujetan por medio de ganchos. Son muy convenientes cuando hay poco espacio entre la ventana y el techo para colocar un barral. Se cierran y abren mediante cuerdas o bastones en un lateral.

Con tensores. Es el sistema preferido para cortinas livianas y ambientes modernos. La tela se sostiene de un cable de acero por medio de ganchos o argollas, dando por resultado un diseño muy simple, sin cabezales ni mucha decoración.

Romanas. Se componen de un panel de tela que se pliega verticalmente, a modo de acordeón, y un sistema de varillas horizontales cosidas dentro de la tela.

Estores, rollers o de enrollar. Un panel de tela con un rodillo giratorio en la parte superior para enrollar y desenrollar la cortina con la ayuda de un cordón.

Visillos. Son láminas planas de tela que permiten el paso de luz pero dificultan la visibilidad desde el exterior. Están sujetas mediante dobladillos por los que pasa un par de varillas de metal tensadas y sujetas a la ventana.

Colores y diseños

Toma en cuenta que las cortinas oscuras reducen visualmente el tamaño de la habitación, mientras que las claras lo agrandan. Tanto el material como el color deben combinar con los muebles del sitio donde se van a colgar, así como con las alfombras, si ese es el caso.

En las habitaciones donde no entra el sol directo, conviene un material ligero y traslúcido, pero en aquellas donde abunda la luz natural es necesario escoger un tejido más grueso para evitar el exceso de calor y que los rayos solares no desgasten el color de los muebles y de la decoración.

Casi todos los tejidos se pueden usar para confeccionar cortinas, siempre y cuando tengan bastante caída; se deben desechar los que sean demasiado rígidos. El algodón, el lino y la gasa son telas ideales para no oscurecer demasiado la habitación, pero se puede colocar una cortina liviana detrás de otra más gruesa, para usar una u otra de acuerdo con la luz necesaria en cada ocasión y sin afectar la privacidad.

Se recomienda usar la misma tonalidad para todas las telas, y preferir los estampados de menor tamaño para las habitaciones pequeñas.

?>