Cuomo supo manejar a Sandy

Al pan pan y al vino vino. Por fin tenemos a un adulto a cargo del gobierno estatal de NY. Que quede claro que me refiero a Andrew Mark Cuomo.

El titular estatal, que no hace mucho dijo que él era “el gobierno”, y al cual criticamos en aquella ocasión por lo que consideramos atrevido, ha probado que al menos se le puede otorgar el título de líder y no seguidor.

Sin intención de asustarlos, pues ya pasó Halloween, tan solo les sugiero que se imaginen al inepto David A. Paterson dirigiendo los preparativos para enfrentar al fenómeno atmosférico Sandy. Nos hubiéramos ahogado en uno de los enredos en que se convirtió en experto el exgobernador y político de Manhattan.

Previo al vaticinado curso hacia la costa este estadounidense de Sandy, ya el gobernador Cuomo y su asombrosamente competente equipo fueron eslabonando la cadena requerida a nivel estatal, federal y local para enfrentar lo indefinido. Hemos sido testigo de demasiados políticos que se aprovechan de oportunidades que les ofrecen estas emergencias para engrandecer su imagen. Cuomo ha sido medido en lo que dice y a cada oportunidad de divulgar información se ha auto limitado en dominar las conferencias o hacer leña partidista. De hecho ha sido su director de operaciones estatales, Howard Glaser, quien ha abierto los encuentros con detalles y presentado a los participantes. El gobernador ha sido muy eficaz en demostrar el uso de los recursos gubernamentales que costean los ciudadanos con sus contribuciones.

Cuomo no es perfecto. Lamentable que se perdieron vidas a pesar de todos las medidas que ordenó. De por sentado que le criticaremos a la menor provocación como ya lo hemos hecho. Sin embargo, por ahora tenemos que decirle a Andrés: ¡vas bien nene, vas bien¡

Bajofuego@eldiariony.com