Locura por falta de gasolina

Locura por falta de gasolina
El concejal Ydanis Rodriguez esperaba para llenar el tanque de su auto.
Foto: Candida Portugues / EDLP

NUEVA YORK/EFE – La búsqueda de gasolina se ha convertido en una cuestión crítica para los millones de afectados por Sandy, ya que hay pocas estaciones operativas y el combustible es necesario para generadores eléctricos y servicios de rescate.

A tres días del paso del poderoso huracán por Nueva York uno de los servicios más afectados era ayer el reparto de gasolina- estaciones cerradas o largas filas parecían ser la orden del día, un problema que también afecta el vecino estado de Nueva Jersey.

En un recorrido por El Bronx, de mayoría latina, se puede ver puestos cerrados y largas colas de automóviles que necesitó la intervención de la Policía para dirigir el tránsito frente al único puesto de gasolina en City Island.

“Vivo en otro sector de El Bronx, pero no hay gasolina allí ni en ningún lado y creo que donde hay no va a durar mucho tiempo. En todos los sitios que he ido me han dicho ‘mañana’. Vine aquí porque alguien me dijo que había gasolina”, dijo Anthony Guerrero.

En City Island algunos negocios pudieron abrir sus puertas por primera vez luego de tres días del paso de la tormenta, ya que no fue hasta la noche del miércoles que recobraron la electricidad. “Tuvimos que botar todo lo que había en la nevera”, dijo una de las empleadas.

El paso de Sandy por esta comunidad provocó un fuego que consumió uno de los restaurantes más antiguos del lugar, ubicado justo frente al mar, y que una lancha “volara” varios pies para pasar sobre una pared de concreto de unos cinco pies y quedar “sembrada” en un pastizal.