Dios, el socio perfecto de Falcao

Dios, el socio perfecto de Falcao
Radamel Falcao García sueña con guiar a Colombia al Mundial de Brasil en 2014.
Foto: EFE

Bogotá/Notimex – Apegado a Dios, Radamel Falcao García logró un ascenso en su carrera como futbolista hasta convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo, junto al argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo.

Desde 1997, cuando decidió ingresar a la escuela ‘Club-Fair Play’, donde se formaba a deportistas con valores, ‘El Tigre’ empezó a crecer como jugador, de la mano del cristianismo, al que atribuye el momento de gloria que hoy vive.

“La idea era formar personas fundamentadas en la palabra de Dios. Que entendiéramos de la salvación de Cristo y de lo que hizo por nosotros”, dijo el goleador del Atlético de Madrid a la revista “Bocas”.

Para el también delantero de la selección de Colombia, el ambiente sano que rodeó su etapa de crecimiento fue “clave” en su formación como persona y jugador.

La vida se encargó de poner su devoción a prueba, cuando en 2006 sufrió una grave lesión de ligamentos en el club River Plate de Argentina, a donde llegó en 2001, que lo marginó de las canchas por un largo tiempo.

“La pasé muy mal, pero hoy lo veo como una de las grandes lecciones del futbol. Me quise apurar y la embarré más. Ahí aprendí, en serio, a confiar en Dios y descansar en El”, reconoció Falcao García, ya convertido en una estrella del balompié.

Sin dudarlo un momento, el goleador de la liga europea confiesa “estar enamorado de Dios, del fútbol y de su esposa”, la cantante argentina Lorelei Tarón, a quien conoció en la iglesia evangélica a la que asistía en el país sudamericano.

El devorador de redes está convencido de haber escogido como pareja a alguien muy especial, con quien comparte “los mismos valores, pensamientos y principios cristianos que hoy en día son tan difíciles de encontrar en una mujer”.

Tras más de una década desde su debut en un campeonato del fútbol colombiano, el jugador “cafetero” con más goles en Europa no se cansa de agradecer al “Altísimo” por los triunfos logrados en el Porto de Portugal y el Atlético de Madrid de España.

Al igual que como lo hace en la selección de su país, Falcao García dirige su mirada al cielo cada vez que anota un gol para dar gracias a Dios por protegerlo mientras está en la cancha y permitirle marcar de manera continua en el arco rival.

Ahora ‘El Tigre’ sueña con ir a la Copa Mundo de Brasil 2014, con su aporte en goles en cada uno de los partidos que disputa el onceno colombiano en la eliminatoria sudamericana y una “ayudita”, ¿por qué no? de Dios.