Boricua intenta hacer historia en Arizona

Boricua intenta hacer historia en Arizona
El excirujano General de EE.UU. y candidato demócrata Richard Carmona puede convertirse en el primer puertorriqueño en ser electo al Senado Federal.
Foto: EFE

NUEVA YORK – El primero puertorriqueño en llegar al Senado de los Estados Unidos podría salir de Arizona, no de Nueva York, estado donde reside la comunidad más grande de boricuas de la nación.

Se trata del doctor y Vice Almirante Richard H. Carmona, de 62 años, quien en 2002 fue nombrado Cirujano General de los Estados Unidos por el presidente George W. Bush.

Cuando Carmona se retiró de ese cargo en 2006, se convirtió en un fuerte crítico de la administración Bush, a la cual acusó de tratar de silenciarlo en ciertos temas de salud pública, como las investigaciones en células madres embrionarias, el cambio climático, los contraceptivos de emergencia y su reporte sobre los peligros del humo de segunda mano.

Carmona nació en Harlem, en Manhattan, y es de ascendencia puertorriqueña. Su vida profesional la ha repartido entre el ejercicio de la medicina, el ejército, la policía y la política.

El excirujano general se está postulando a un puesto público por primera vez, contra un congresista que lleva seis términos en Washington, el republicano Jeff Flake, de 49 años. Ambos compiten por la curul de otro republicano, el senador Jon Kyl, quien se jubila. Ambas campañas han reconocido que la competencia está más cerrada de lo que se esperaba -en un estado mayormente republicano-, y hasta el momento hay un 13% de indecisos.

El presidente Barack Obama le pidió que se postulara a senador debido a su currículum y a su origen étnico, lo cual podría ayudar a movilizar a los votantes latinos del estado.

A diferencia de Carmona, que a menudo se refiere a sí mismo como un “niño de la calle”, Flake se crio en un rancho de Snowflake, al norte de Arizona, un pueblo nombrado en honor a un ascendiente suyo, el pionero mormón William J. Flake.

Carlos Vargas-Ramos, investigador asociado del Centro de Estudios Puertorriqueños, dijo que de Carmona ganar la senaduría federal en Arizona, “sería un logro no sólo para los boricuas sino para los latinos, en un estado republicano”.

“No sería la primera vez que un puertorriqueño tendría la primicia de llegar a un alto puesto público en un lugar donde la población no es de mayoría boricua, y tenemos el ejemplo de Maurice Ferré, quien fue el primer alcalde nacido en Puerto Rico y el primer alcalde hispano de Miami, Florida”, dijo Vargas-Ramos.

El caso de Carmona, según Vargas-Ramos, lo que indica es que los puertorriqueños se están presentando como candidatos atractivos no sólo ante los latinos sino ante una población más generalizada, y han trascendido “el elemento étnico” en la política.

“Carmona es un independiente que se siente más próximo a las posturas del Partido Demócrata que del Republicano, es hispano y se reconoce como tal, y en un estado como Arizona, donde se han aplicado leyes antiinmigrantes, una persona como Carmona que no es radical y muestra sensatez, yo creo que presenta una opción bastante buena para ese electorado”, consideró Vargas-Ramos.

La congresista puertorriqueña Nydia Velázquez dijo que Carmona tiene una estatura a nivel nacional, y su labor fue importante en términos de salud en todo Estados Unidos.

“Su historial como ser humano, desde su niñez hasta hoy en día, ha captado la sensibilidad y la imaginación de los latinos y de otros grupos étnicos en el estado de Arizona”, dijo Velázquez. “Carmona ha podido proyectarse como un candidato más hacia al centro, en un estado donde ya la gente está cansada de los ataques contra los inmigrantes, y donde los votantes quieren ver una reconciliación y a alguien que trabaje por todo el pueblo, y Carmona representa esa opción”, sostuvo.

Carmona dijo a los medios que se está postulando como demócrata no porque “encaje perfectamente en este partido”, sino porque “me vi obligado a tomar un posición, y cuando miré en dónde estaban los republicanos, especialmente en este estado –en temas de inmigración y de las mujeres- yo escogí el Partido Demócrata”.

El presidente de El Bronx, Rubén Díaz hijo, quien es amigo personal de Carmona, dijo que si éste gana “será la voz de los latinos y de un sinnúmero de familias trabajadoras” no solo de Arizona sino de todo el país.

“Siento que él es el líder que el estado de Arizona necesita “, dijo Díaz