Romney llamó a salir a votar

WASHINGTON, D.C.— El aspirante republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, comenzó en Nuevo Hampshire los actos del último fin de semana antes de las elecciones en el estado en el que anunció su candidatura.

Romney, en la recta final de la campaña, agradeció el apoyo de sus partidarios en el estado y aseguró- “Nuevo Hampshire me dio la nominación republicana y Nuevo Hampshire me va a dar la Casa Blanca”.

Acompañado de su esposa Ann, el exgobernador de Massachusetts pidió a sus simpatizantes que se movilicen en los próximos días y hablen con sus vecinos, en particular con aquellos que apoyan a Barack Obama, “para recordarles que llegó al poder con muchas promesas, que no ha cumplido”.

Romney acusó a Obama de haber duplicado el déficit, en vez de reducirlo; de haberse centrado en el plan de salud “Obamacare”, en vez de generar empleos, y de no haber trabajado de manera bipartidista con los republicanos en el Congreso.

El candidato insistió en el mensaje de que su propuesta es la respuesta para impulsar la economía y encarna el cambio que necesita Washington ya que Obama “no ha sido capaz de lograrlo”.

Romney defendió su “historial de logros”, como empresario, como responsable del comité organizador de los Juegos Olímpicos de Invierno de Salt Lake City en el año 2000 y como gobernador del vecino estado de Massachusetts (2003-2007).

El candidato republicano criticó las declaraciones que hizo el viernes Obama en un acto de campaña en Ohio -uno de los principales estados en disputa- en el que señaló que “votar es la mejor revancha”.

Romney dijo que él, por el contrario, pide a sus seguidores “votar por el amor al país” para “llevar a Estados Unidos a un momento mejor” porque consideró que después de los cuatro años del Gobierno de Obama el sueño americano “se está desvaneciendo”.

“Tengo un mensaje claro e inequívoco para ustedes, y es que Estados Unidos está a punto de rugir de nuevo”, agregó entre los aplausos de sus seguidores.

La portavoz de la campaña de Obama, Jen Psaki, dijo a la prensa que viaja con el presidente a un acto de campaña en Ohio, que el candidato demócrata hizo esos comentarios en un estado en el que la campaña de Romney ha utilizado “tácticas de miedo” con anuncios en televisión “asustando a los trabajadores de Ohio y haciéndoles pensar, falsamente, que no van a tener trabajo”.

Según Psaki, con su comentario, el presidente quería enviar el mensaje de que “si no te gusta el plan de Romney, si crees que es una mala opción para la clase media, entonces ve y vota, simplemente eso”.

La campaña de Romney emitió un anuncio en ese estado, donde uno de cada ocho trabajos depende de la industria del automóvil, en el que sugiere que Chrysler planea llevar parte de su producción de Jeep a China, algo que la propia compañía ha negado.

Romney estuvo arropado por algunos miembros de su partido como la senadora de Nuevo Hampshire, Kelly Ayotte; el exgobernador de este estado John Sununu; el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal; el senador de Misuri, Jim Talent; el senador de Dakota del Sur, John Thune, y la congresista de Tennessee, Marsha Blackburn.

El exgobernador de Massachusetts anunció en junio de 2011 en este estado, durante un evento en una granja en Stratham, que competiría por la candidatura del partido republicano para las elecciones presidenciales.

Nuevo Hampshire, con cuatro votos electorales, es un estado clave para ambas campañas. Obama visitará Concord el domingo, dentro de los actos finales de ambos candidatos y Romney volverá el lunes a Manchester.