Ataques a militares venezolanos

Caracas/Notimex – Los ataques mortales a militares y funcionarios de los cuerpos policiales durante este año produjeron 337 bajas en Venezuela, afirmó ayer a Notimex el diputado opositor Enrique Mendoza.

“En general, la frecuencia de los decesos es de uno todos los días, por lo que el gobierno debe tomar acciones urgentes para poner freno a esta ola de asesinatos”, precisó el líder del Partido Socialcristiano Copei.

Mendoza resaltó que las muertes de policías y funcionarios militares venezolanos en hechos de violencia se hicieron notorias por la frecuencia que adquirieron en el Distrito Capital (zona metropolitana de Caracas) desde 2009.

“Ese año fueron reportados 57 casos, y la cifra aumentó en los años siguientes: 59 en 2010 y 83 en 2011. Estos datos se obtuvieron a través de reportes periodísticos, ya que los cuerpos policiales no poseen estadísticas al respecto”, advirtió el legislador.

Enfatizó que, sin embargo, una lista elaborada en octubre de este año por el Ministerio de Relaciones Interiores registra 287 nombres de funcionarios policiales o militares asesinados en todo el país, sin incluir los del municipio Libertador (Caracas)

“En la capital venezolana fueron ultimados este año 42 uniformados de distintas policías estatales y ocho funcionarios de la extinta Policía Metropolitana (PM), lo que suma un total de 337 fallecidos”, explicó Mendoza.

El listado indica que el municipio Libertador, y los estados Aragua y Miranda (en el centro del país) son los más peligrosos para los policías y militares, donde por lo regular son asesinados para robarles su arma de reglamento.

En general, la frecuencia de los decesos es de un funcionario asesinado todos los días. La mayoría de ellos tuvo lugar cuando las víctimas se encontraban francos, es decir fuera de servicio, pero provistos de su armamento, explicó Mendoza.