Afectados por Sandy tendrán crédito

NYCHA compensará por los días sin luz y agua en el pago de alquiler en enero
Afectados por Sandy tendrán crédito
Margarita López
Foto: AP

MANHATTAN – La autoridad municipal de la vivienda (NYCHA) dará un crédito a los inquilinos de sus edificios que se vieron afectados por el huracán Sandy.

El crédito se reflejará en enero en su aviso mensual de renta y será por los días que estuvieron sin luz, agua, calefacción, ascensor, etc. “Pero no se confundan, aquellos que están en viviendas no afectadas por Sandy -como las de Washington Heights- no lo recibirán”, indicó Margarita López miembro de la junta de NYCHA.

Según López, más de 40,000 familias estarían afectadas en sus edificios con pérdidas de miles de dólares desde medicinas hasta ropa. “Lo más importante es que han perdido la certeza de estar seguros en el lugar donde viven por el impacto emocional y sicológico y eso no se puede medir en dinero”, destacó López.

Las pérdidas para NYCHA aún no se han calculado, pero López estima que son de muchos millones solamente en infraestructura. Una caldera de calefacción cuesta unos $15 millones y algunos de nuestros edificios (400) tienen hasta seis y siete calderas. Además se dañaron los paneles eléctricos que controlan el sistema de calefacción, agua, elevadores y el sistema de bombeo que manda el agua a los apartamentos.

“A veces veo que se habla del heroísmo de los trabajadores del sistema público, pero hay unos héroes que son invisibles que siempre se les ataca y son los de NYCHA”, denunció López y destacó el servicio prestado a 3,500 inquilinos registrados para recibir ayuda en caso de emergencia. El registro se actualiza anualmente con quienes tienen problemas de movilidad o de salud. “Aquellos que rehusaron irse del edificio continuamente fuimos a su puerta a llevarles víveres y agua… No quiero juzgar a nadie, pero aquellos que aleguen que no les ayudamos es porque no estaban en la lista”.

NYCHA ha sido el primer casero que ha restaurado el servicio eléctrico a sus residentes sin esperar a ConEdison. “Trajimos generadores desde Texas, calderas temporales de Kentucky… En Rockaway, la noche del domingo, todos nuestros edificios estaban con electricidad. Sin embargo, el resto estaba a oscuras”, destacó López quien también resaltó la labor preventiva realizada en los edificios.

Sin embargo, los inquilinos de la NYCHA tienen sentimientos encontrados y diferentes. En las Rutgers Houses, en el bajo Manhattan, estuvieron dos días sin agua y cinco sin electricidad, elevadores o calefacción.

“Al principio no creímos que iba a ser tan malo, pero para cuando dieron la última notificación era demasiado tarde”, confesó Andy Román que vive en un piso 15.

Aida Rivera dijo que no fue hasta dos días después de la tormenta que dieron mantas y sólo un policía fue a ver como estábamos.

Los vecinos dicen que no supieron que apenas a un bloque de su vivienda se estaba repartiendo agua, comida… “A mí no me dieron ni un caramelo porque no sabía que por aquí ellos daban”, dijo Simón A. Cabra.