DeMarco ante un serio problema

Campeón mexicano llega a Atlantic City a exponer su cetro por tercera ocasión
DeMarco ante un serio problema
El mexicano Antonio DeMarco Soto, campeón mundial del peso ligero del CMB, preparándose para el combate contra el estadounidense Adrien Broner.
Foto: cortesía Team De-Marco

NUEVA YORK – El monarca mexicano Antonio DeMarco Soto, campeón mundial del peso ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), confía en que no tendrá mucho problema el sábado.

Tony DeMarco (28-2-1, 21 KO’s), expondrá su título ante el estadounidense Adrien ‘The Problem’ Broner (24-0, 20 KO’s) en Atlantic City, New Jersey.

Esta será la tercera defensa que realiza DeMarco, de 26 años, tras acreditarse el cetro mundial vacante del peso ligero del CMB el 15 de octubre del 2011, cuando se impuso a su compatriota Jorge Linares en el decimoprimer asalto, en el Staples Center de Los Angeles.

El 17 de marzo pasado defendió con éxito por primera vez su fajín, noqueaando a su compatriota Miguel Román en el quinto episodio, en combate escenificado en el Polideportivo Centenario de Los Mochis, Sinaloa.

Y, el 8 de septiembre pasado, volvió a salir victorioso en tan solo 44 segundos del pleito con el californiano John Molina Jr.

Ahora, el campeón sólo cuenta las horas para subir al cuadrilátero del Boardwalk Hall de Atlantic City.

“Ya tengo muchas ganas; mi cuerpo ya me lo está exigiendo, me lo está pidiendo que suba al ring y haga mi trabajo de toda la preparación que hemos hecho”, declaró en entrevista telefónica con EL DIARIO/LA PRENSA.

“Estoy bien, física y mentalmente, creo que no me pudo haber llegado en mejor momento esta pelea”, continuó Tony DeMarco, quien es sobrino del tricampeón mundial Humberto ‘La Zorrita’ Soto.

“Es el día que he soñado desde que comencé (en el boxeo). Lo he soñado porque es estelar, y por la cadena importante HBO, defendiendo mi título del mundo, es algo que siempre había soñado”, expresó DeMarco.

Sobre su oponente, manifestó: “Es un peleador muy talentoso. Como siempre lo he dicho, respeto mucho a mis rivales abajo del ring”.

Sin embargo, dijo estar preparado para lo mejor que traiga Broner.

El monarca está consciente de que Broner no dio el peso para su enfrentamiento con Vicente Escobedo el 21 de julio pasado en Cincinnati, pero se muestra confiado de que eso no ocurrirá ahora.

“Creo que quiere mi título, (entonces) tiene que dar las 135 libras”, manifestó el campeón, quien dijo que este año de monarca del peso ligero lo ha tomado “muy tranquilo”.

“Porque las cosas te empiezan a llegar, tienes que tomarlas con calma y saber qué hacer y seguir trabajando y esforzando para conseguir más y buscar un buen futuro para mi familia y para mí”, añadió.

Esta será su primera presentación en Atlantic City. Ya ha peleado en California y Washington, en la Costa Oeste, así como en Florida y ahora New Jersey, en el Este.

“Esa es otra motivación extra para mí. Me encanta pelear en diferentes partes porque me siento con muchas ganas de ir y ganarme a la gente”, explicó.

“El escenario de Atlantic City es algo nuevo para mí y eso me motiva bastante”, añadió. “Cuando llego a una arena nueva, siempre digo: ‘este recinto va a ser mío en la noche’. He peleado en muchas partes, gracias a Dios”.

Consciente de la devastación en el área por el paso del huracán Sandy, DeMarco, espera que la cartelera pueda motivar de alguna manera.

“Es muy lamentable lo que pasó allí… Hay cosas que suceden, pero que todos nos podemos levantar”, indicó. “Por eso se va a llevar a cabo la pelea allí para dar ese mensaje de que todo se puede lograr y con la frente en alto seguir trabajando”.

La cartelera, promovido por Golden Boy Promotions conjuntamente con Gary Shaw Productions, hará un donación a los damnificados del fenómeno natural Sandy que tocó suelo estadounidense en el ‘Estado Jardín’ precisamente.