Ten éxito en la entrevista de trabajo

Así como el candidato a la posición debe tener en cuenta ciertos principios durante una entrevista laboral, debe de igual forma el posible empleador manejar sus preguntas, siempre dentro del marco de las leyes laborales, que protegen los derechos de los que buscan ser empleados.
Ten éxito en la entrevista de trabajo
Los expertos recomiendan que nunca hables mal de tu anterior empleo en la entrevista.
Foto: ARCHIVO

NUEVA YORK – La entrevista de trabajo está catalogada por muchos como la parte más estresante e intimidante en la búsqueda de empleo. Es la ocasión para demostrar que eres el candidato ideal para la posición requerida y, de igual forma, para causar la primera impresión a tu posible empleador.

Teniendo esto en cuenta, existen principios básicos que no deben ser obviados durante el desarrollo de una entrevista laboral.

Las siguientes son cinco cosas que “NO” deberías decir en una entrevista de trabajo:

No hables mal sobre tu trabajo previo

Aunque tu experiencia haya sido la peor en tu antiguo trabajo, el empleador puede ver de forma negativa tu crítica, y pensar que puedes de igual forma crear una imagen negativa de su empresa en caso de ser contratado.

No digas que no sabes nada de la empresa en la que buscas ser empleado

Una de las preguntas frecuente en las entrevistas es: “¿Qué le motivó a dirigirse a nuestra empresa en busca de empleo?”, o “¿Qué sabe de nuestra empresa?”. Y para ello, el primer mandamiento antes de la entrevista es hacer tu tarea e indagar sobre la organización a la que te diriges. El no saber puede interpretarse como falta de interés por la posición.

No hables sobre salario durante la entrevista

Hablar sobre tus requisitos salariales no debe ser parte de la entrevista de trabajo. Estos son temas a discutir después que se pasa la parte de la entrevista y se hace un ofrecimiento formal de la posición.

No digas que no tienes preguntas

Es típico en los empleadores concluir las entrevistas de empleo diciendo, “¿Tiene usted alguna pregunta?”. Para la cual debes tener siempre una preparada basada en la investigación previa que hiciste de la organización. Esta es una señal directa y de real interés en la oferta de trabajo.

No digas que no tienes debilidades

Creernos y hacer creer que somos perfectos puede ser un arma de doble filo. Todos tenemos debilidades y lo mejor es mencionar la más relevante e indicar que estás trabajando para mejorarla. Por ejemplo, talvez no eres muy diestro en cuanto a tecnología se refiere, pero puedes recalcar que estás tomando cursos de capacitación para mejorar tu desenvolvimiento.

Según la Comisión para la Igualdad de Oportunidades de Empleo, todas las preguntas durante una entrevista de trabajo deben ser específicamente enfocadas hacia la posición que se persigue. Son consideradas como “ilegales” aquellas preguntas que tengan tendencias discriminatorias.

Algunas de estas preguntas son:

Nacionalidad

Preguntas relacionadas con ciudadanía, nacionalidad, país de nacimiento, lengua materna, son consideradas como ilegales, ya que implican discriminación basada en lugar de origen.

Edad

Es considerado ilegal preguntar a un candidato su edad, a excepción de las compañías que tienen como norma no emplear menores de 18 años.

Estado Marital y Familiar

Preguntas como: ¿Cuál es su estado civil?, ¿Con quién vive?, ¿Tiene planes de tener hijos?, ¿Cuántos hijos tiene y quién los cuida?, ¿Está usted embarazada o tiene planes de estarlo?

Aunque parezcan preguntas escuchadas con frecuencia en las entrevistas de empleo, son consideradas como ilegales, ya que puede el empleador asumir que debido a los compromisos familiares, el candidato no cumpla adecuadamente con sus funciones luego de ser empleado.

Personales

Tales como: ¿Cuál es tu tamaño?, ¿Cuántas libras pesas?

No sólo son consideradas preguntas ofensivas, sino también inaceptables e ilegales. El empleador no debe hacer este tipo de preguntas, a no ser de que estas medidas tengan que ver directamente con la seguridad en el desempeño de las funciones del trabajo que se persigue.

Afiliaciones y Religión

Discutir sobre afiliaciones o membresías a organizaciones es considerado ilegal, ya que pueden revelar tendencias personales, de las cuales puede discrepar el entrevistador o la organización que representa.

Aunque como solicitante tienes el derecho de responder “ésa es una pregunta ilegal y no la pienso responder”, recuerda que esa respuesta no precisamente te hará ganar la batalla, sino mas bien te alejará de la posición que persigues.

?>