Dulce victoria de empleados de panadería

Dulce victoria de empleados de panadería
Varios empleados del restaurante y panadería Hot and Crusty en el bajo Manhattan, celebran haber recuperado sus trabajos y poder sindicalizarse.
Foto: Suministrada

Manhattan – Los empleados del restaurante y panadería Hot and Crusty están celebrando el día de Acción de Gracias por adelantado luego de lograr un contrato laboral y recuperar sus trabajos.

“¡Cerraron el negocio y nos dejaron en la calle! Fueron 55 días que estuvimos aquí protestando y lo logramos meternos al sindicato”, con estas palabras el empleado Margarito López, quien trabajó siete años lavando platos en Hot and Crusty, resume las penurias que junto con sus compañeros pasaron hasta lograr un contracto de trabajo digno, a través de la creación de un sindicato.

“La gente que tiene miedo y están en la obscuridad, que salgan y se manifiesten como nosotros porque estamos en todo nuestro derecho y no estamos haciendo nada ilegal”, aconsejó López.

Ayer, frente al restaurante y panadería Hot and Crusty, localizado en la calle 63 y la Segunda Avenida, en Manhattan, varios empleados, apoyados por unos 30 miembros de múltiples sindicatos y organizaciones celebraron el acuerdo laboral al que llegaron con los nuevos propietarios del negocio Anthony Illuzzi y David Kaye.

“El abuso laboral y verbal que estábamos pasando en el trabajo, nos llevó a organizarnos. Servimos de ejemplo para demostrarle a otros empleados, y otros trabajadores inmigrantes que cuando se organizan todo es posible”, indicó Mahoma López.

A mitad del próximo mes, los empleados volverán al trabajo bajo un nuevo contrato colectivo que prevé el reconocimiento sindical, vacaciones pagas, licencias por enfermedad, aumentos salariales, antigüedad, pago de horas extra y procedimientos de reclamos laborales y arbitraje, entre otros beneficios.

Virgilio Aran de la organización que aboga por los trabajadores Laundry Workers Center, explicó que durante meses organizaron, entrenaron y apoyaron a los empleados.

Asimismo, Rosanna Rodríguez, de la misma organización, manifestó que el contrato alcanzado sienta precedentes en el sector de restaurantes.