Tips para prevenir la caída del cabello

La caída del cabello es un mal que afecta a hombres y, aunque en menor escala, también a las mujeres.…
Tips para prevenir la caída del cabello
Foto: Flickr.com

La caída del cabello es un mal que afecta a hombres y, aunque en menor escala, también a las mujeres. Entre sus causas más comunes se encuentran una dieta deficiente, mal funcionamiento de la tiroides, desajuste hormonal durante el embarazo, exceso de tintes y otros procedimientos cosméticos, así como el estrés.

El pelo experimenta una fase de crecimiento que puede extenderse entre dos y tres años, después de lo cual pasa por una etapa de transición de un par de semanas y finalmente cae. Lo cual quiere decir que la pérdida de cierta cantidad de cabello aproximadamente cada tres meses es perfectamente normal, e incluso un ligero aumento de esa caída durante la estación otoñal. Lo preocupante es cuando ese fenómeno se presenta de manera crónica.

Existen muchos mitos acerca de este problema, como atribuirlo al lavado frecuente o creer en la eficacia de champús nutritivos para lograr que el cabello vuelva a crecer. En realidad el cabello debe lavarse con mayor frecuencia si es grasoso, y esto no contribuye a su pérdida, y en cuanto a los champús, como todos los productos cosméticos, se quedan en la superficie del pelo pero no traspasan la barrera del cuero cabelludo, por lo que no tienen ninguna eficacia para tratar la alopecia.

Alimenta tu cabello

La caída del cabello suele estar relacionada con la producción de hormonas masculinas, una tendencia genética que no se puede impedir con la dieta pero sí se puede retardar. Se ha comprobado que una deficiencia de vitaminas del complejo B y de zinc puede conducir a la caída del cabello de manera alarmante, por lo que debes incluir en tu dieta alimentos ricos en esos nutrientes, tales como los huevos, las ostras, los frutos secos y el hígado.

Además, una dieta balanceada te ayudará no solo a tener un pelo bonito sino también un organismo saludable y en óptimas condiciones.

Tratamientos efectivos

Los tratamientos para detener la caída del cabello están encaminados a mejorar la circulación en el área donde éste nace. Sustancias como el extracto de quinquina y el selenio mejoran la llegada de nutrientes y oxígeno al bulbo del cabello, frenando su caída y estimulando su crecimiento. También resultan efectivos los tratamientos caseros basados en la hoja de la planta áloe vera.

En general es aconsejable abandonar los procesos cosméticos que agreden el cabello, hasta que éste regrese a la normalidad, además de cambiar los hábitos que favorecen su caída. Entre estos hábitos está peinarse con el cabello tirante, atado en una coleta; juguetear con un mechón de pelo mientras se está enfrascada en actividades de trabajo o estudio y llevar extensiones por un largo período de tiempo. Especialistas en salud capilar han llegado a la conclusión de que las extensiones pueden provocar lesiones irreversibles tanto en el pelo como en el cuero cabelludo, si se usan con demasiada frecuencia.