Trabajadoras domésticas denuncian abusos en NYC

Exigen mejoras a sus salarios y que se les ofrezcan beneficios

Trabajadoras domésticas denuncian abusos en NYC
Trabajadoras domésticas de diversas nacionalidades reclamaron a una voz que se valore su labor.
Foto: Especial EDLP / Victor Matos

Nueva York, 27 Nov – Decenas de trabajadoras domésticas realizaron hoy una protesta a la hora de mayor congestionamiento en la Estación Grand Central de Manhattan, con el fin de llamar la atención y denunciar los bajos salarios que reciben y la falta de beneficios.

La manifestación se realizó en el marco de la publicación del reporte “El mundo invisible y no reglamentado del Trabajo Doméstico”, de la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas, que denuncia los bajos salarios que reciben y las condiciones de peligro que enfrentan en el trabajo diario.

El estudio encontró que el 23% de los trabajadores domésticos ganan por debajo del salario mínimo de su estado por mandato.

“En muchos sitios donde hay tres damas, las retiran y nos dejan a una sola para hacer todo el trabajo. Nos toca limpiar dos y tres pisos; lavar, planchar, pasar la aspiradora y arreglar camas, todo eso por un salario bajísimo”, dijo Francelina Guerrero, de origen mexicano.

Agregó que en muchas ocasiones no le dan tiempo para comer y que no respetan los días de enfermedad.

“Es en realidad un abuso, da pena. A veces nos enfermamos porque nos toca lidiar con químicos, y no les importa si toses. Son explotadores”, afirmó Guerrero, quien participó en la protesta.

Asimismo, el reporte señaló que al 70% de los trabajadores se les paga menos de $13 la hora.

La Alianza indicó además que el 67% de las trabajadoras internas se les paga por debajo del salario mínimo estatal -en promedio reciben $6.15- y el 65% carecen de seguro médico y un 35% dijo haber trabajado largas horas de forma ininterrumpida en los últimos 12 meses.

Para el reporte fueron encuestadas 2,086 niñeras, cuidadoras y personas que limpian casas en 14 áreas metropolitanas a nivel nacional.

Según la activista Liliam Juárez, esta situación afecta no sólo a Nueva York ya que en la actualidad trabajan para lograr leyes más justas en Massachusetts, Illinois y California.

“Hay que aumentar el sueldo, dejarle saber a los ejecutivos, hombres y mujeres que nosotras valemos, que tenemos derechos y que ellos tienen que respetarlos”, expresó Juárez.

Además menos del 2% recibe beneficios de jubilación o pensión por parte de su empleador principal y menos del 9% trabajan para empleadores que pagan beneficio para su Seguridad Social.

Realizan “un trabajo tan impresionante y las tratan tan mal; no les pagan tan bien, el 10% de las personas entrevistadas para el reporte hablan de eso, y en nuestra organización también lidiamos con trabajadoras del hogar con sueldos impagos”, dijo Adriana Escantón, activista de la organización pro-inmigrante NICE.

Por ello, organizaciones que abogan por los derechos de los inmigrantes recomiendan que se apruebe una reforma migratoria integral que beneficie a los casi 11 millones de indocumentados que actualmente residen en suelo estadounidense.

Activistas también trabajan para elevar el salario mínimo federal, que actualmente es de $7.25 la hora.

Para el reporte la organización llevó a cabo las encuestas en nueve idiomas diferentes a trabajadoras domésticas provenientes de 71 países.