Bobby Sanabria: orgullo de Puerto Rico

El aclamado jazzista latino recoge los frutos como activista cultural

Bobby Sanabria: orgullo de Puerto Rico
Bobby Pulido con el conjunto Aché en su participación en "Bronx Rising!".
Foto: cortesia

Nueva York — El “Mes de la Herencia Puertorriqueña”, puede estar llegando a su fin, pero para el músico Bobby Sanabria, la lucha por mantener viva esta identidad continúa.

La mejor muestra de los frutos que su trabajo ha producido se traduce en el homenaje que se le realizará mañana en la gala del Comité Noviembre y que cierra los festejos de este año y en su activa participación en la iniciativa “Bronx Rising! Music, Film & Spoken Word of the Borough”.

Como parte de la junta directiva de “Bronx Rising!”, Sanabria se encuentra promoviendo un programa de artes que inició el 18 de octubre y que durará hasta el 19 de enero de 2013. El grupo Bámbula y el escritor TJ English son algunos de los artistas que se presentarán este fin de semana.

“En una época, existían más clubs y salones de baile en El Bronx que en el mismo Manhattan, pero por la devastación que se dio en los años 60 y 70 esa historia se borró. Hoy estamos dándole a la comunidad una oportunidad de ser testigo de esta gran cultura que antes existía”, asegura Sanabria.

“La iniciativa es gratis, así que no tienen excusa”, añade.

Por otro lado, el reconocimiento que se le otorgará al músico en la Gala del Comité Noviembre, es producto del papel vital que jugó en la reinstauración de las categorías musicales de jazz que habían sido eliminadas por la academia que entrega los premios Grammy este año.

“Estoy orgulloso ya que entiendo que este es el honor más grande que se le puede dar a un puertorriqueño. Cuando tu comunidad te celebra es algo especial”, manifiesta Sanabria respecto al reconocimiento de mañana.

“La próxima cosa que debemos exigir es la representación del jazz latino en la ceremonia televisada de los Grammy, ya que las corporaciones grandes están controlando todo lo que pasa y eso se tiene que discutir”, dice con preocupación.

Aunque su deseo de que los latinos tengan una participación mayor en la sociedad de este país solo se dará en el largo plazo, el músico ve con optimismo que nuestra situación empieza a cambiar gracias en parte a las pasadas elecciones en las que el voto hispano fue decisivo.

Lo que sigue para el aclamado jazzista es concentrarse en nuestros jóvenes.

“La educación es muy importante. Me preocupa que los jóvenes latinos, especialmente puertorriqueños, no se están graduando en educación superior, lo cual es irónico, porque nosotros los puertorriqueños fuimos los primeros acá, y le abrimos las puertas a los demás latinos, eso se debe reconocer”, señala con firmeza.